Jump to content

EscortlifeBCN

Administrators
  • Contenido

    1.031
  • Registrado

  • Última Visita

Acerca de EscortlifeBCN

  • Rango
    Administrador

Información General

  • Sexo
    Mujer

Información del Perfil Profesionales

  • Horario
    Lu - Vi 15pm - 19pm

Visitantes recientes en el perfil

1.205 visitas al perfil
  1. Este artículo no pretende juzgar ningún tipo de comportamiento dentro del matrimonio. No obstante, resulta importante reflexionar sobre los motivos que conducen a alguien, ya sea hombre o mujer, a buscar sexo más allá de una relación estable. Y aunque no sean el objeto de este artículo tampoco podemos o queremos frivolizar al respecto. Así que estos consejos van destinados a aquellos hombres o mujeres que han dado el paso consciente de llevar una doble vida engañando a sus parejas para satisfacer su deseo sexual. 1) El primer consejo puede parecer algo tonto, pero parece el más indicado, obvio e importante. Si te cuesta mentir a tu mujer, si no sabes mentir ni te ves capacitado para llevar una doble vida, por favor no juegues con tu matrimonio. No merece la pena. Valora el coste económico de un divorcio contra las ventajas del sexo de pago. Solo tú puedes decidir si el riesgo merece la pena. 2) Utilizar servicios de sexo de pago supone llevar una doble vida y si se quiere hacer de manera completamente transparente y muy segura también requiere de gastos añadidos. Nada garantiza estar a salvo, pero parece evidente que cuanto más inviertas en coartadas y discreción, menos probabilidades de ser descubierto. 3) Compra un teléfono móvil distinto al habitual, a poder ser con conexión a internet que te permita disponer de una agenda y páginas de contactos para poder relacionarte con las señoritas en cuestión. Mejor uno de prepago. Además, el teléfono deberías de guardarlo en un sitio seguro, lejos de miradas indiscretas de la familia. Nadie debería enterarse. No visites ninguna página de contactos con los ordenadores de casa o teléfono personal. El móvil puedes guardarlo en un cajón del trabajo o en una taquilla de un gimnasio. Añade siempre bloqueo con pin para acceder al teléfono. 4) Hay ciertas rutinas que puedes añadir a tu vida diaria para hacer las coartadas más creíbles y verosímiles. No olvides que debes integrarlas a tu vida diaria y ser consecuente y constante. Estos son algunos ejemplos: Invéntate una reunión rutinaria un día a la semana a última hora para que tu mujer nunca se pregunte por qué llegas tarde ese día. Por ejemplo, jueves a última hora. Apúntate a un gimnasio y ves un par de veces por semana. Usa uno de esos días para tus escapadas. Los gimnasios van bien para ocultar olores y permiten llevar ropa de recambio. Busca la manera de quedar rutinariamente con algún amigo para que cuando desees hacer una escapada no solo parezca creíble sino también normal. 5) En general, muchos hombres casados prefieren visitar a las profesionales del sexo a la hora de la comida. En muchos casos no es necesario buscar una coartada para salir del trabajo, ni resulta necesario dar excusas a los compañeros. Ese día es probable que comas más rápido y con menos calidad, por ejemplo un bocadillo, pero te asegura un encuentro discreto. No olvides tener en cuenta el tiempo del desplazamiento para ir y volver del encuentro y regresar a la hora sin levantar sospechas. 6) Dúchate al acabar el encuentro sexual, pero no te mojes la cabeza. El pelo puede tardar en secarse y llegar con el pelo mojado es sospechoso (a no ser que vengas del gimnasio). 7) Vigila con los olores. Opta por ducharte con un jabón o un gel de olor neutro después del encuentro sexual. Un olor extraño puede levantar más sospechas que el carmín en el cuello de una camisa. Si es necesario, cómprate tú mismo el jabón y te lo llevas en una botella pequeña que puedas guardar en la oficina o en el coche. 😎 Controla siempre la zona donde atiende la profesional. Es preferible que no esté cerca de tu casa, ni de casa de un familiar cercano como una cuñada o los suegros, ni en tu misma ciudad si fuera posible. Es muy fácil que te vean pasear o entrar en un edificio y que esto resulte sospechoso. En cualquier caso, antes de visitar a una profesional piensa en una excusa plausible que haga que visites esa zona. Imagina que has ido a ver a un cliente, a ver precios de electrodomésticos de una tienda, que hay un centro comercial cerca. Esto hará que si saliera la pregunta, por ejemplo una semana más tarde, no te quedes con cara de imbécil antes de contestar y la reacción sea más natural. Imagina esta situación: - “Cariño, mi amiga Rafi me ha dicho que te vio hace dos semanas por la calle X! - Respuesta: “Por la calle x? Debió ser el martes de hace dos semanas que fui a mirar el precio del teléfono que le queremos comprar a la niña. Mi compañero Pepe me indicó una tienda de esa calle que se llama Móviles Baratos, pero se les había agotado. Una pérdida de tiempo y no me acordé de decirte nada.” 9) Evita pasear por la calle antes de entrar a ver a la profesional. Métete en un bar, quédate en el coche, aparca si es posible en un parking cubierto fuera de la vista de los transeúntes o en una calle más pequeña y de menos tránsito. Memoriza las rutas y evita guardar las direcciones en el GPS ( a no ser que lleves un móvil seguro ). 10) El dinero es uno de los temas más complicados de gestionar. Lo preferible es pagar los servicios con dinero que escape al control o supervisión de la pareja o que no pertenezca al matrimonio. Como por ejemplo dinero B o primas que se cobran a parte en el trabajo. También existen fórmulas como ahorrar poco a poco. Por ejemplo, cada vez que saques 20 euros del cajero gasta 10 en cafés y otros 10€ los separas. Si has de pagar al mecánico 180€, saca 220€ y separa la diferencia. Resulta muy complicado dar consejos en estos casos porque cada economía familiar es diferente. Crear una cuenta corriente aparte es una mala idea y sacar dinero de forma regular no disfraza nada porque levanta siempre sospechas; hoy en día todos los servicios están domiciliados y la gente suele pagar poco en efectivo. Arañar euros es siempre la mejor opción.
  2. Desde que una escort recibe la primera llamada de un potencial cliente, hasta que se da por finalizado el servicio y el cliente sale por la puerta, hay una serie de factores que aún sin quererlo, nos predisponen en su contra y hacen que la actitud inicial de la profesional en lo que al desconocido se refiere ...... no sea la idónea. A la pregunta de "dónde has visto mi anuncio", la respuesta "ni idea" Si no sabes ni donde me has visto, me vas a dar una brasa tremenda porque no tienes ni idea de que servicios realizo o no, de mis tarifas, de si soy rubia o morena, etc etc, y además me haces entender que has llamado a otras 50.000 y vas "a bulto" para matar el tiempo. Mal empezamos. Si empiezas tu llamada con un "Hola, dónde estás y cuánto? ", o "Y tú, cómo eres?" Aunque suene a coña, más del 50% de las llamadas comienzan así. Eso nos obliga, en función de nuestro estado anímico y nuestro tiempo disponible, a responder cosas como "estoy en mi casa y cuanto que?. Ante la perplejidad del maleducado de turno, intentamos reconducir la conversación para suavizar. Un poco de educación, por favor. La insistencia para conocer nuestra dirección exacta, sin haber siquiera concertado la cita. Nos levanta sospechas, de mirones, acosadores, ladrones, etc. Por una cuestión evidente de seguridad y privacidad, la ubicación exacta la facilitamos con el cliente en la puerta. La insistencia en intentar convencernos para realizar servicios que indicamos de antemano que no hacemos Por ejemplo, en el anuncio pone "todos los servicios salvo griego". Que el sujeto en cuestión pregunte e insista con comentarios del tipo "anda tonta, si te va a encantar", o "ese culo te lo petaba yo..." ,solo consigue que te cabrees, y le envíes a mirar otro tipo de anuncios .... que seguro no van a gustarle (o sí). La oferta en lo que a profesionales y servicios se refiere, es enorme. Las llamadas desde números ocultos Da lo mismo que te empeñes en contarle a la profesional la milonga que te salga de la peineta; que es un teléfono de empresa, que es un locutorio, que sale por defecto, que no sabes como quitarlo..... Tu privacidad no vale más que la mía. La experiencia nos dice que será un plantón seguro, o alguien no recomendable. Qué pidas descuentos, intentes negociar el precio, o que te permitas decir si te parece caro o barato Hay casos en los que resulta especialmente ofensivo para nosotras que se cuestionen nuestros honorarios. Una hora (o media), independientemente del uso que tú particularmente vayas a hacer ("es que sólo me corro una vez" o "con diez minutos tengo bastante"), es la fracción de tiempo que ponemos a la venta. Hay profesionales que ofrecen servicios express; llamalas a ellas. En otro tipo de servicios de más duración, sí es normal que se acuerde un precio inferior al de la tarifa publicada, siempre y cuando la profesional acceda. Lo de caro o barato .... sobran comentarios. Poner pegas para ducharte La frasecita "vengo duchado de casa", es bastante cansina. Duchate y punto. En este tipo de relaciones la higiene es primordial, y la falta de ella es motivo más que suficiente para que la profesional se niegue a prestarte el servicio. Lo mismo que debes exigir a la profesional, aplícatelo tú. Comentarios del tipo "estoy buscando alguien como tú, para vernos semanalmente". Si buscas alguien como yo.... lo sabrás cuando acabe el servicio, y no antes. Lo que la profesional interpreta al oír esto en una primera cita es ..... "ponte las pilas guapa, que me voy a poner morado, voy a sacarte todo el tiempo extra que pueda hasta que me eches, y te voy a dejar reventada". Si soy o no tu tipo de escort, y tú mi tipo de cliente .... o no, nos lo dirá el tiempo. Qué una vez metidos en faena, y en pleno disfrute ..... intentes prácticas de alto riesgo (no consensuadas de antemano) Además de que la lívido de la profesional, descenderá de 100 a cero en décimas de segundo, también es motivo para dar por terminado el servicio... de inmediato. (Y tendrás suerte si no te parte la cara). No me vengas con "fulanita me conoce bien, y lo hacemos sin". Vete con fulanita. No todo vale por dinero. Internet está lleno de anuncios donde, si quieres asumir esos riesgos puedes hacerlo. El "acoso" post cita Una cosa es una exquisita forma de cortesía, y que un cliente satisfecho agradezca a una profesional sus atenciones para con él, o su satisfacción tras un servicio, y resulta delicioso. Ahora bien, que el cliente pase a convertirse en "admirador patológico", y dé los buenos días por mensaje o watts a la profesional durante días y días, hasta que ésta le pare los pies.... no lo es. Nunca hables mal de tu mujer a una Escort. No te quepa la menor duda, de que si lo haces ..... empatizaremos infinitamente más con ella, que contigo. Algunos hombres, sienten la absurda necesidad de "justificar" su presencia en nuestra cama, faltando al respeto a lo más importante; los suyos. No lo hagas. Es repugnante. La relación que mantienes con nosotras es solo sexo y diversión; sin más. Sólo consiste en aplicar sentido común, respeto y educación. Este artículo fue originalmente escrito por una escort independiente con más de 3 años de experiencia.
  3. Confundirse con las Fotografías No leerse los servicios y regatear Creerse que mayor precio es igual a mejor servicio Creerse que el sexo de pago es como Tener una Cita Creerse que el sexo de pago es como participar en una peli porno Confundirse con las fotografías. El tema fotográfico resulta muy complejo de analizar, y debido precisamente a esa complejidad es importante exponer una serie de premisas tan válidas como a veces contradictorias para alertar al cliente que se inicia. Ojo con las fotos excesivamente retocadas de escorts mayores de 35 años. Acostumbran a cubrir muchos defectos. Cuidado con los selfies caseros de escorts jóvenes porque no suelen dar una visión correcta de la chica. Muchas de ellas no son fotógrafas ni saben ofrecer lo mejor de sí mismas. Si la chica lleva tacones lucirá más alta que en la realidad y su figura aparecerá más estilizada. Las fotos en interiores a veces no nos permiten disponer de referencias válidas para saber si una chica es alta o baja. Una escort que trabaja a cara descubierta no es más atractiva que otra chica. Sencillamente destaca porque se diferencia del resto, pero no implica que ofrezca un mejor servicio. Tan solo nos indica que no nos llevaremos una sorpresa cuando abra la puerta. Las fotos suelen provocar a menudo grandes decepciones, especialmente, en los clientes que se inician en el sexo de pago y que no entienden todavía que una fotografía es una forma de publicidad y promoción, y no una forma de presentar el producto tal y como es. Una escort no es un medicamento. Muchas chicas llevan tatuajes que no aparecen en las fotos. Normalmente se borran para que no las reconozcan gente de su círculo más íntimo si se toparan con ellas. En parte, el retoque fotográfico también es una medida de protección a la privacidad. Aunque algunas profesionales han intentado alejarse del uso de fotografías de estudio, la realidad es que suelen tener auténticas dificultades para sacar fotos elegantes que llamen la atención de los clientes. Desde un punto de vista publicitario, la fotografía de una prostituta no es ni la fotografía de un producto alimenticio, ni es la fotografía de una marca de ropa. Debe venderse el producto en sí mismo, pero sin tanta artificialidad que desvíe el verdadero interés del producto en sí mismo. El mensaje que queremos darle a los clientes que se inician es que ni se dejen llevar por fotografías espectaculares, ni tampoco descarten a una chica porque usa fotografías caseras y no resultan tan atractivas a la vista. La experiencia será muy útil para tener una mejor idea de lo que nos vamos a encontrar. A modo de resumen, podríamos decir que a base de visitar profesionales y contrastar fotos, le cliente suele desarrollar un instinto en lo que se refiere a este campo. No pretendamos dominarlo desde el primer día. No leerse los servicios y regatear Resulta algo muy típico estar con una escort y cuando llega el momento del francés, esta pone el condón ante la mirada atónita del cliente, que esperaba un francés natural. Esto no solo les sucede a los novatos, sino especialmente a los más experimentados. Leerse los servicios resulta fundamental para no equivocarse en la elección de una escort. Muchos clientes prefieren el francés natural sin preservativo, pero hay un grupo de profesionales que no lo practican sin preservativo. Es una opción perfectamente respetable y estas situaciones incómodas suelen ser culpa del cliente. Por norma general, la profesional sabe perfectamente qué puede ofrecer y qué no quiere ofrecer. En la mayoría de casos no tiene sentido ofrecer más dinero por un servicio que realmente no ofrece o con el que no se siente cómoda. En estos casos, también es muy habitual el suplemento en los servicios. Algunos servicios como el griego o el francés hasta el final suelen tener un suplemento de entre 30 o 50€ y se debe avisar antes del servicio de la intención de practicarlo. Es cierto que algunas profesionales a veces ofrecen descuentos o promociones, pero resulta de muy mal gusto regatear los servicios por teléfono cuando se intenta contactar con la chica. Tal vez el cliente esté acostumbrado a hacerlo en su entorno profesional o privado. Por lo que respecta al sexo de pago, especialmente en servicios con escorts independientes, está mal visto por las chicas. Muchas se ofenden y algunas pueden directamente negarse a recibir a un cliente que les ha intentado regatear. En el caso de las profesionales de agencia es algo distinto, porque el cliente no suele hablar con la profesional sino con una encargada. Negociar el precio con un responsable puede dar pie a solicitar un pequeño descuento por el servicio sin incomodar a la profesional, porque se está hablando con un intermediario. Creerse que mayor precio es igual a mejor servicio Uno de los grandes errores que cometen los clientes que se inician en el sexo de pago es creer que las escorts que cobran 300€ la hora son mucho mejores que las que cobran 100€ o 150€. En el mundo de la prostitución el precio no es sinónimo de calidad, sino de producto exclusivo. Siempre hay algo que encarece el precio y debe estar justificado. Ejemplos de características que pueden encarecer el servicio: Trabajar a cara descubierta Un rostro infantil o muy joven o muy bello Parecerse mucho a una actriz conocida Un cuerpo especialmente joven o bonito o bien cuidado Ser actriz de películas pornográficas o tener un pasado en el porno Realizar squirting o cualquier otro tipo de fetiche especial Por norma general un servicio elevado tiene 2 justificaciones. La primera es que la chica trabaje para una agencia que se lleve el 50% y por tanto, si la profesional desea cobrar 150€ por un servicio, la agencia puede optar por llevarse 100 o 150€ adicionales. Mientras el cliente esté dispuesto a pagar, eso no debería ser un gran problema. Además, y como segunda justificación, un precio elevado suele ser bien visto por un segmento del mercado con mayor poder adquisitivo que busca a una chica más exclusiva y que no tenga una tarifa al alcance de la mayoría de hombres. Por ejemplo; directivos, empresarios, ejecutivos etc. En cualquier caso, estas dos características para nada influyen en la calidad del servicio que otras chicas con tarifas menos elevadas ofrecen. Fácilmente podemos encontrar profesionales de 100€ la hora o menos que ofrecen mejores servicios y que tienen un atractivo físico nada envidiable. Como consejo podríamos decir que vale la pena leer las experiencias que escriben otros usuarios que han visitado a la chica y, de esta forma, mejorar o complementar la percepción que nos ofrecen las fotos. Tampoco olvidemos que unas fotos no nos van a hablar del servicio, ni los servicios descritos en una experiencia van a hacer que una profesional nos atraiga visualmente. También vale la pena valorar el hecho de que si una profesional atiende a varios clientes al día, puede acumular una experiencia importante que la ayude a satisfacer los diferentes gustos de cada cliente. Por ejemplo, no a todos los hombres les gusta el francés de la misma forma, los hay que lo prefieren sin manos, con manos, con garganta profunda, con o sin lengua etc. etc. Una escort que empiece o que realice pocos servicios puede disponer habilidades más limitadas y no sepa adaptarse a las necesidades de sus clientes, como otra mujer con más experiencia. Creerse que el Sexo de Pago es como Tener una Cita Cuando un cliente contrata un servicio de pago, no debiera hacerlo con la expectativa de que pudiera surgir el flechazo ni con la esperanza de que surja el amor. Este es uno de los grandes errores de concepto que muchos clientes no acaban de comprender. Es más, la mayoría de profesionales están casadas, tienen ya pareja y niños y una vida privada de por sí bastante compleja. Los hombres visitan a las escorts para recibir un servicio, en la mayoría de casos un servicio sexual que no tiene nada que ver con una concepción romántica de pareja. Se ofrece un servicio en el que le sexo puede jugar un papel importante, de eso no hay duda, pero todo termina cuando el reloj marca la hora como la Cenicienta. Tampoco existe un compromiso de dejar satisfecha a la escort. Como norma general quién debe quedar satisfecho es el cliente y no la profesional. Resulta muy pedante escuchar eso de “yo disfruto si tú disfrutas.” Eso se lo puedes decir a tu novia y a tu mujer, pero no a una escort. Que una escort consiga disfrutar con un cliente es un bonus, y no una condición del servicio. Puede aparecer de casualidad o puede buscarse, pero no puede estipularse en la contratación del servicio que el goce de ambas partes forma parte del mismo. Esto tampoco impide que si una profesional consigue que un cliente se sienta bien logrando o falseando la experiencia, este lo disfrute más: a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Otro error muy típico, en especial de los hombres jóvenes, es intentar creerse mejor que el resto de los clientes. Muchos jóvenes piden descuento a la profesional ya que se consideran jóvenes y atractivos. A veces, incluso utilizan el directorio de escorts independientes para solicitar sexo gratis con la chica ya que se consideran muy guapos y un buen partido. En el fondo no dejan de ser unos completos inútiles que nos saben cómo tratar a las chicas en las discotecas para llevárselas a la cama o, sencillamente, lo intentan con profesionales porque ellas disponen de habitación, mientras que las niñas de discoteca no. Otro recurso empleado por algunos completos imbéciles es usar tácticas de ligue poco afortunadas con las profesionales. Muchos whatsapp a las profesionales empiezan por: “Tengo 22cm, me lo haces gratis?” Esto quizás impresione a una jovencita de 18 años, pero a una profesional solo suele impresionarle el color del dinero y eso es precisamente lo que los jóvenes no suelen tener. Ni dinero ni habitación. Además, una profesional intentará que su cliente disfrute tanto si tiene un pene grande como uno pequeño. Creerse que el sexo de pago es como participar en una peli porno Practicar sexo con una profesional no significa que vaya a realizar una escena pornográfica con el cliente. De hecho, las escenas pornográficas están pensadas para la audiencia, con gemidos y posiciones casi imposibles que tienen como objetivo excitar al espectador y aumentar su lívido. Las escorts tienen un objetivo diferente y es hacer disfrutar al participante adecuándose a sus preferencias y gustos dentro de los límites del servicio y sus habilidades. Muchas profesionales se niegan a recibir a muchachos jóvenes precisamente porque tienen una tendencia a querer realizar una “performance” cuya parte principal es la penetración intensa. Además, como muchos jóvenes se recuperan relativamente rápido de una eyaculación, suelen estar listos para una segunda relación sin apenas dar tiempo a la chica para recuperarse y exprimiendo cada segundo del tiempo con un “metesaca” que las suele dejar agotadas. Otra característica que buscan muchos clientes es que la profesional les ofrezca la teatralidad de una película pornográfica, con gemidos y aspavientos. Esto puede ser un servicio incluido en el precio y previo pacto con la chica sobre preferencias en el sexo, pero la realidad dista mucho de ser siempre así. En la mayoría de casos estos gemidos serán completamente inventados y fingidos. Aquí es donde hay que medir mucho al cliente ya que hay hombre que no desean escuchar a una profesional mentir sobre su hombría, mientras que a otros clientes les encanta sentir que tienen el control de la escena y que la chica está súper excitada. Sea como fuere, hay que entender que se paga a una profesional por un tiempo de compañía y diversión, no para rodar una escena pornográfica.
  4. Primero Las prostitutas no besan La mayoría de prostitutas besan durante sus servicios. No obstante, siempre es mejor tener una higiene bucal correcta y no tomar café ni alcohol antes de la cita. Esta incorrección que vemos habitualmente en las películas está basado en dos argumentos sólidos. Probablemente, desde la moral judeocristiana y la cultura de la novela romántica se intenta difundir la idea de que los besos solo pueden darse por amor, y no se pueden comprar. En segundo lugar, antiguamente no se disponía de la higiene bucal correcta y por tanto no era muy aconsejable besar a las prostitutas, ni aconsejable para ellas besar a los clientes. Así que no es de extrañar que se nos haya transmitido una tradición basado en el sexo seguro de otras épocas. Segundo Las prostitutas rompen matrimonios En general, los matrimonios suelen romperse por diversos motivos que preceden a la infidelidad. De hecho, las prostitutas no están para romper matrimonios, sino para ganar dinero. No les interesa robarle el marido a una mujer, salvo en el supuesto caso de que sea alguien tan adinerado por el cual merezca hacer un pacto con el diablo. Aún así, las profesionales saben por experiencia que es mejor tratar bien a un cliente con dinero para que repita una y otra vez y exprimirle con discreción hasta el último euro posible. Las prostitutas no rompen matrimonios sino que muchas veces son la causa por la que los hombres aguantan en un matrimonio en el cual no se sienten felices ya que encuentran fuera de su familia, lo que no encuentran en su dormitorio. Tercero Las prostitutas son psicólogas No. Las prostitutas no son psicólogas ni están preparadas para diagnosticar a un cliente y darle apoyo moral. De hecho, la realidad es que muchas prostitutas tienen ya serios problemas en su vida personal que las ha llevado a ejercer esta profesión y no deberían ni siquiera escuchar ciertas conversaciones que puedan aumentar sus niveles de ansiedad. Tratar de contarle tus problemas, en la mayoría de casos, solo consigue crear un ambiente enrarecido que dificulta el establecimiento de un vínculo de seguridad. Es decir, contarle los problemas a una prostituta suele levantar barreras para disfrutar de una velada de sexo. Si alguien tiene problemas emocionales debería contratar a un psicólogo con experiencia. Como norma general, una profesional te dirá que prefiere una hora de sexo salvaje a una hora donde un cliente te está "dando la chapa" con sus problemas. Cuarto Las prostitutas calan a los clientes. Sí y no. La realidad es que muchas de las pautas de los clientes de sexo de pago son muy predecibles y resulta fácil observar a los clientes "fiables" en su actitud: cordialidad, seguridad en sí mismos pero sin narcisismo etc. Exceptuando casos de psicopatía graves, podríamos decir que muchos clientes ofrecen signos visibles de tener problemas al relacionarse con la profesionalidad: actitud arisca y desconfiada, frases taimadas que esconden dobles significados, tono muy directo con aires de superioridad y un grado de narcisismo elevado que se entrevé fácilmente en la conversación. Por tanto, tras unos pocos días en la profesión no resulta difícil detectar posibles clientes problemáticos, pero por desgracia muchos psicópatas pueden volar tranquilamente por debajo del radar de muchas de las profesionales. Quinto Cuanto más pagas, mejor servicio se obtiene Pagar más, no significa disfrutar de un mejor servicio. Cuando un cliente opta por pagar un precio más elevado suele deberse a factores que nada tienen que ver con la profesionalidad ( profesionalidad entendida como capacidad sexual de la chica), sino con valores añadidos. Estamos en un mundo muy competitivo de por sí y la prostitución no es ninguna excepción. Muchas profesionales de perfil bajo ofrecen en la actualidad muy buenos servicios. Es cierto que llega un punto donde una profesional independiente suele optar por valorar mejor sus servicios si lo considera factible, pero no es lo normal. Raras veces las profesionales optan por encarecer sus servicios. Pagar más normalmente implica pagar por un extra no relacionado con el servicio: por ejemplo cuando una actriz porno ofrece servicios de escort, a veces se paga la belleza exótica de una profesional (musulmana, oriental o mezcla de razas) y también hay agencias que encarecen los servicios de ciertas chicas muy jóvenes de 18 y 19 años con cuerpos aún aniñados que atraen a un público más selecto. En el caso de las masajistas, por ejemplo, las que pueden ofrecer masaje auténtico y relación sexual final suelen tener tarifas algo más elevadas. También las que ofrecen masajes estudiados como el tantra o por ejemplo, se incluye ducha erótica antes del masaje. Otra fórmula para encarecer el servicio es ofrecer una exclusividad. Digamos que una tarifa elevada implica que solo un selecto grupo de clientes podrán contratar esos servicios y por tanto se está consumiendo un producto poco habitual, de edición limitada. Hay que tener claro que el cliente no está pagando por mejor sexo, sino por una profesional inaccesible para el "populacho". Por ejemplo, ejecutivos o directivos que buscan profesionales enfocadas a su poder adquisitivo.
  5. Este artículo no pretende que nadie contrate los servicios de una profesional del sexo, sino aclarar conceptos a aquellas personas que ya han tomado la decisión de contratar una profesional y tienen dudas al respecto. Tampoco es una guía, sino un listado de respuestas a preguntas frecuentes que muchas personas tienen y, por desgracia, no saben a donde acudir para resolverlas. Las puntos están enfocados con especial atención a aquellas personas que quieran contratar a una profesional independiente, no a chicas de carretera, no a clubs de alterne o escorts de alto standing. Aún así, muchas de las respuestas pueden ser igualmente útiles a varias situaciones. En muchas páginas de contactos las descripciones y fotografías de las chicas no suelen coincidir con la realidad y son un mero reclamo. Intenta ser algo listo cuando elijas a la chica con la que quieras estar y utiliza el sentido común. Ningún bombón de 18 años con un cuerpo de infarto cobra 50€ la hora. Cuando contactes a una profesional por teléfono es mejor que vayas al grano siendo directo y educado. No preguntes los que ya está en el anuncio, solo confirmalo con ella, por ejemplo: “He visto que la hora es a 100€, esto es correcto, ¿No?”. Los siguientes puntos denotan tu interés por ella: precio, disponibilidad para la hora en que a ti te interesa, servicios (si es que buscas algo especial). Confirmarle la cita en ese mismo instante o dile que la volverás a llamar para confirmarlo. No te olvides de preguntar la dirección y sé puntual. Lo normal la primera vez que contactas con una profesional es que te dé una dirección aproximada en el cruce de dos calles o una plaza. Cuando faltan 5 minutos para la cita, el cliente suele llamar para saber la dirección exacta (calle x, número x piso x), la escort dará instrucciones sobre si puedes subir ya, esperar 5 minutos o algo más. Tampoco es nada extraño que cuando llegue el momento la chica necesite 15 minutos para arreglarse y estar lista. Si llegas a lugar del encuentro con la chica y resulta que las fotos no coinciden o el cuerpo o la cara de la chica no te gustan, sencillamente díselo y hazle saber que prefieres no continuar e irte. Si las fotos no coinciden, pero optas por quedarte, revisa los servicios y el precio con ella para que lo confirme. Si te ha engañado en las fotos, te puede engañar en más cosas. Si decides irte y te pide dinero por las molestias, niégate en redondo. Como cualquier consumidor estás en tu derecho de rehusar un servicio. El abono del servicio suele ser siempre al principio. Por normal general siempre es mejor así, porque esto hará que ella controle el tiempo en función de la tarifa acordada. Si quieres dar una imagen de cliente formal, ofrécele tú directamente el dinero sin que ella te lo pida, pero nunca en la misma puerta, sino tras una breve charla. La rutina habitual del encuentro suele ser: presentación ( breve charla), pago del servicio, ducha ( juntos o separados), sexo oral, sexo vaginal, breve charla y si hay tiempo y ganas una segundo encuentro sexual. Muchas profesionales besan. Sí … besan con lengua. Solo en las películas no besan, porque en el fondo los besos no significan nada. Pregúntale por teléfono si lo hace o no. A veces solo dan picos. También es aconsejable no tomarse un café antes de la cita y lavarse bien los dientes y usar colutorio bucal para máxima higiene. Las profesionales del sexo suelen preferir ser tratadas como mujeres normales. La educación, higiene y corrección en el trato no solo mejorará tu presencia, te puede hacer ganar puntos y la implicación de la chica también puede ser mayor. Hay pisos de chicas que son compartidos, esto implica que en cada habitación trabaja una profesional. Resulta habitual que en un piso puedan llegar a coincidir hasta 2 o 3 clientes en las respectivas habitaciones, todos teniendo relaciones sexuales en ese momento. Las chicas tienen formas de dirigir el tráfico para que no te encuentres el pasillo con los demás clientes al entrar o salir, tan solo sigue sus instrucciones. No lleves preservativos al encuentro, las chicas ya tienen. Tampoco será necesario que te lo pongas, ellas tienen experiencia y te lo pondrán. Muchas lo prefieren también así por su seguridad. No controles el tiempo. Ella lo hará por ti. Es mejor dejarse llevar porque ellas suelen controlar los ritmos del encuentro sin que el cliente lo perciba. No te preocupes si estás nervioso porque es tu primera vez con una profesional del sexo. Por norma general, todo el mundo lo está en el primer encuentro con alguien que no conoce. Incluso los más habituales clientes de sexo de pago suelen estar algo inquietos la primera vez con una chica que no conocen.
  6. Resulta muy complicado abordar las sensaciones de todas las personas que han experimentado una relación sexual con una escort o con una prostituta, si creéis que este término puede situarse mejor en vuestro esquema mental, ya que todos somos distintos, acumulamos experiencias variadas y además tenemos expectativas diferentes al encuentro. La primera cita es además especial, porque hay más en juego de lo normal, porque no se dispone de experiencia y porque en última instancia será el primer referente sobre el que el cliente construirá sus vivencias en el lado “oscuro” del sexo. ¿Es en verdad tan complicado adivinar qué puede suceder? No, la verdad es que no. Pueden suceder 3 cosas muy evidentes, primero que la cita o el encuentro vayan bien o muy bien, segundo que el encuentro sea completamente intrascendente y en último lugar puede suceder que el encuentro vaya mal o muy mal y hayamos sufrido una experiencia negativa. Leyendo esto, el cliente de sexo de pago que haya acumulado bastante experiencia se dará cuenta de que es exactamente lo mismo que le sucede en su caso; con la diferencia de que hay más probabilidades de vivir una experiencia negativa cuando eres un novato, que cuando ya eres un cliente con cierto bagaje, que sabe lo que le gusta y que se desenvuelve con más naturalidad sobre el terreno. Si la cita sale mal. Lo primero que uno debe preguntarse es qué es exactamente lo que salió mal. No es lo mismo encontrarse con una chica que se anuncia con fotos falsas, que por ejemplo, no se cumplan las expectativas de disfrute sexual. Esta una lista de posibles causas que los usuarios noveles pueden considerar negativa. Poca implicación por parte de la chica, Lugar especialmente cutre o desangelado que no ayuda a la excitación Físico de la chica distinto a las fotografías Actitud fría y distante por parte de la chica Problemas sexuales propios de la inexperiencia, eyaculación precoz o al contrario Estrés causado por el límite de tiempo Estrés causado por la sensación, incapacidad de excitarse etc. Lo importante sería identificar cuál ha sido la principal causa de ese malestar para poder superarlo si fuera el caso en una segunda cita. Por ejemplo, si hemos tenido mucho estrés por culpa del límite de tiempo, para la próxima vez sería mejor contratar más tiempo. Si el problema ha sido la frialdad en el trato para la próxima vez el cliente podría llamar por teléfono y hablar 2 o 3 minutos con la profesional para tener una mejor idea del tono y de la actitud y anticiparse. También es importante no dramatizar ni exagerar la situación. Tengamos presente que el sexo es algo muy personal y que los encuentros sexuales con mujeres que no sean prostitutas también pueden generar sensaciones negativas. Ahora bien, si llegado el caso el cliente admite que la experiencia ha sido tan nefasta que no ve cómo superarla, está en su derecho de aceptar que el sexo de pago no es para él. No hay que buscar culpables o excusas, ni lamentarse de la experiencia vivida. Cada persona vive la sexualidad de forma distinta y muchas veces también funciona por etapas; hay épocas donde tenemos más ansia sexual y épocas en que menos. Ser honestos con uno mismo, teniendo en cuenta lo caro que puede ser el sexo de pago, es muy importante. Si el encuentro es intrascendente. Podemos aplicar exactamente el mismo criterio que cuando la cita sale mal. Resulta muy importante identificar los factores que hayan causado ese nivel de indiferencia para poder superarlos en una futura cita. El punto de partida es exactamente el mismo que cuando se vive una experiencia negativa, ya que el objetivo del sexo de pago, a nuestro entender, es pasárselo bien sin complicaciones, sin sensación de culpa y con una actitud positiva. Aquí sí que convendría hacer un pequeño matiz. Es mucho más habitual que haya encuentros intrascendentes con usuarios de sexo de pago habituales o expertos que con usuarios noveles. Esto se debe sobre todo a la incapacidad para comparar profesionales y preferencias. En el caso de situaciones intrascendentes la principal recomendación es reflexionar sobre si la causa de ese “anodino” encuentro debe buscarse en el físico o en la parte más psicológica del encuentro. Hay hombres que físicamente no tienen problemas para mantener una erección pero pueden preferir una actitud distinta o un físico que les excite más de lo habitual, un físico que les haga salir de su zona de confort. O al revés, el físico no es importante pero necesitan entablar cierto apego emocional con la chica. Es poco habitual que tras un primer encuentro intrascendente el cliente decida que el sexo de pago ha sido una mala idea y lo abandone, pero podría darse algún caso, evidentemente. Aún así lo mismo que hemos señalado en el caso de vivir una experiencia negativa pude aplicarse en las experiencias intrascendentes, todos vivimos la sexualidad de forma diferente y debemos adaptarnos a nuestras necesidades si queremos superar las limitaciones del encuentro. Si la Experiencia sale bien o muy bien Cuando la primera experiencia sexual funciona bien, se suele caer en dos tipos de errores bastante comunes y se deben intentar evitar. Antes que nada debemos disfrutar el momento y saborear la victoria, pero tampoco debemos extrapolar. Es decir, incluso en el caso de que volviéramos a repetir con la misma chica, nada nos garantiza que la experiencia fuera positiva. Es decir, vive el momento y disfruta de ello no como una anomalía, sino como un logro o como el que realiza una buena compra y adquiere un producto que satisface sus necesidades. En segundo lugar también es muy importante no idealizar la situación. Seamos conscientes de que ha sido solamente sexo con una mujer a la que hemos pagado y que, seguramente, nos ha ofrecido su cara más amable y que se ha preocupado por nuestro bienestar. Nada más, ni nada menos. Pensemos que a menudo tras una primera experiencia sexual satisfactoria las personas suelen pasar por una etapa de euforia y en el caso del sexo de pago, esta euforia se debe contextualizar como lo que es. Ni antes de la primera experiencia sexual de pago ese cliente era un amargado sexual, ni después de la primera experiencia es un adonis. Al igual que hemos sugerido en los caso anteriores sobre la insatisfacción y la intrascendencia, no viene mal que, tras una primera experiencia satisfactoria, reflexionemos sobre los elementos que la han hecho posible: lugar, implicación, físico de la chica etc. Casos Especiales I: El Pajillero Cuando un hombre o una mujer no ha tenido relaciones sexuales durante bastante tiempo y ha abusado de la masturbación puede tener problemas para relacionarse sexualmente con otra persona. No es nada malo, sencillamente el cuerpo ha desarrollado ciertas preferencias. Puede suceder que la otra persona o la situación no sea lo suficientemente excitante para superar esa zona de satisfacción personal y que por tanto una primera experiencia sexual de pago no llegue a buen término. El principal problema del pajillero se traduce en la imposibilidad de eyacular durante la relación sexual, lo cual le lleva a tener que masturbarse para poder llegar al clímax. No es algo de lo que nadie deba avergonzarse y hay algunas soluciones. Puedes hablar con la profesional para establecer una dinámica satisfactoria. Como segunda opción si no es posible terminar realizando el coito, no pasa nada por masturbarse para acabar. Lo importante es poner cierta predisposición para mejorar y pasarlo bien en cada encuentro sexual. Casos Especiales II: El enamoradizo El segundo caso bastante frecuente es idealizar el encuentro hasta el extremo de desarrollar sentimientos afectivos hacia la profesional. De nuevo, tengamos en cuenta que son sentimientos normales y que le pude suceder a cualquiera, no es nada malo, ni nada de lo que avergonzarse, pero debemos ser realistas. En la mayoría de casos, la chica no estará interesada en una relación romántica y, además, la mayoría de prostitutas suelen ser mujeres casadas o en pareja, muchas de ellas con hijos. No se trata de un ligue, no se trata de una relación afectiva de futuro. Se trata de un acuerdo por el que dos personas adultas deciden tener relaciones sexuales. Desarrollar sentimientos te humaniza como persona, pero no podemos dejar que se nos vaya de las manos.
  7. Vamos a intentar definir un guion más o menos estándar que nos ayude a situarnos en cada momento de la cita y que nos ayude a tener una idea clara de lo que suele suceder cuando se contratan los servicios de una escort; ya sea de agencia o independiente. Se trata de un orden muy habitual en las citas que esperemos dé cierta seguridad a los nuevos clientes. Hay que tener en cuenta que estos pasos son generales y que pueden variarse al antojo de cualquiera, lo que intentaremos en este artículo es que todos aquellos potenciales clientes que tengan dudas sobre cómo actuar cuando contratan a una escort por primera vez puedan ir con más seguridad a su cita. Este guion está pensado para profesionales independientes y agencias con piso propio. No está pensado para salidas a domicilio o habitaciones por horas, ni escorts de clubs o puticlubs. Antes de acceder al piso. Preguntar cuál es la metodología, ¿Puedo llamar al timbre? O no? A veces el cliente debe realizar una llamada y mientras habla con la escort y esta le abre la puerta. A veces la escort pide que le envíes un mensaje cuando estés abajo y abre la puerta de la calle. En caso de que hubiera un portero, y este preguntara a qué piso vas, lo mejor es decir la verdad sin vergüenza y sobretodo decir algo neutro como. ¿Voy al primero tercera que he quedado? Si te encuentras a un vecino o una vecina, sencillamente dale los buenos días con naturalidad. No subas demasiado deprisa ni corriendo. Anda a un ritmo normal, tranquilo. Cuando llegues a la puerta del piso no hace falta que llames, normalmente la profesionales te estarán observando por la mirilla y te abrirán cuando te acerques. Bienvenida Lo normal es que la chica te haga pasar y ella se esconda detrás de la puerta. Una vez estés dentro, ella cerrará. Es normal que el piso esté oscuro y que ella te reciba en lencería. Si es una agencia o un piso puede ser que te reciba la encargada. Te acompañarán a la habitación y te pueden pedir dos cosas: si quieres una bebida y el tiempo que quieres contratar y el precio. Normalmente se paga el servicio a la chica o a la encargada. Si hay que devolver cambio, te lo traerán con la bebida que hayas pedido. Si no hay que devolver cambio te traerán solo la bebida. A veces, junto con la bebida, la escort suele traer las toallas para la ducha. A veces están ya preparadas en la habitación. Puede variar dependiendo del lugar. Lo normal es que llegado a este punto, la chica te pida que te duches. Si hay una encargada a veces puede pedirte que empieces a ducharte para dar tiempo a la escort a prepararse. Ducha Si la ducha está en el pasillo y fuera de la habitación, lo más normal es que la chica te pida que te desnudes y ella te acompañará a la ducha teniendo que cruzar por el piso desnudo o medio desnudo. Previamente ella ya se habrá asegurado de que no haya tráfico en esos momentos. Una vez llegues desnudo y con una toalla al a ducha, pueden pasar dos cosas, que ella se vaya y te deje solo duchándote o que se quede contigo dentro del cuarto de baño para esperarte o se duche contigo Aunque a veces uno se sienta más cómodo cruzando el piso en calzoncillos, siempre existe el riesgo de dejártelos olvidados cuando salgas del cuarto de baño, así que es mejor prestar atención a este detalle o ir desnudo. Hay chicas o agencias que te pedirán que laves los dientes o te aclares la boca con colutorio y todo estará preparado en el baño. Lo normal es ducharse de forma rápida y solo el cuerpo y las partes bajas. Es recomendable lavar el pene y lavarte también el trasero. Si has acabado de ducharte y la chica no está en el cuarto de baño, lo habitual en estos casos es esperar a que ella llegue, pero también puedas dar dos golpecitos suaves a la puerta, que ella oirá y la alertará de que estás listo. Si hay ducha en la misma habitación la rutina es mucho más fácil porque no hay dar paseos por el piso, ni preocuparse por la ropa. Es probable que la profesional se duche contigo para iniciar el encuentro, aunque no siempre es así. Es importante tener en cuenta que muchas chicas no quieren mojarse el pelo porque les supone un perjuicio o una pérdida de tiempo importante. Así que no cuelgues el teléfono de la ducha en la parte superior y tenlo siempre a mano rociando el cuerpo. Actividad Sexual No hay una forma correcta ni incorrecta de mantener relaciones sexuales, nos vamos a limitar a ofrecer un poco de guion que se suele seguir. Lo normal o habitual es empezar con besos, seguido de francés y/o cunnilingus y a continuación diversas posturas, dos o tres como máximo. Cuando llegue el momento la profesional te pondrá ella misma el preservativo. Una vez hayas eyaculado ella también limpiará y se llevará el preservativo. Una vez terminado la primera relación sexual y dependiendo de la persona y el tiempo, pueden pasar varias cosas Que te ofrezca un masaje pare relajarte y terminar el encuentro hablando durante esa práctica. Que te ofrezca una segunda relación sexual. Es importante conocerse a uno mismo para saber que puedes eyacular en el tiempo restante. Se puede acabar hablando sin necesidad de masaje o de segunda relación sexual. La profesional también te guiará sobre algunas de sus preferencias, por ejemplo, algunas profesionales no quieren hacer el francés sin preservativo durante el segundo coito porque el pene suele oler peor o tener un gusto desagradable. Dependiendo del precio o de los servicios algunas profesionales solo ofrecen una relación sexual y no dos. El Tiempo llega a su fin Cuando el tiempo llega a su fin, la profesional ya se encargará de notificarlo. Lo habitual es que te ofrezca una ducha de despedida para quitar el olor a látex y a sudor, especialmente en verano. Para una segunda ducha, todo lo dicho en el apartado superior sigue siendo válido excepto el uso del colutorio y el cepillo de dientes. En algunas agencias es bastante habitual que la chica se despida y aparezca una encargada para acompañarte a la puerta. Ten en cuenta que se suele tardar una media de 5-10 minutos para salir del encuentro, entre duchas, vestirse. Antes de salir, por favor, comprueba que lo llevas todo: cartera, teléfono y llaves. La Salida La chica o la encargada te acompañarán a la puerta y también se asegurarán de que no haya nadie en el piso para salir o entrar ni en el rellano. Si es una agencia a pie de calle, abrir la puerta y salir será más que suficiente. Revisa siempre lo siguiente antes de salir: Llaves Cartera Móvil Ropa Esperamos que este pequeño guión os haya servido para desmitificar los encuentros sexuales de pago y esperamos que os dé seguridad si decidís contratar los servicios de una escort o profesional del sexo.
  8. A continuación vamos a presentar una serie de consejos previos a la cita que puedes seguir para que tu encuentro con una escort sea lo más satisfactoria posible. Consejos Comunes Revisa bien la dirección que te indiquen (aunque sea orientativa) antes de visitar a la profesional. Consulta el Google Maps, por ejemplo, para familiarizarte con la zona. Especialmente, si no conoces la zona. La visión a pie de calle de Google Maps permite ver si hay parkings cercanos en la zona, algún bar donde esperar, algún cajero para sacar dinero etc. Si vas a ir en coche asegúrate de poder aparcar. Asegúrate de llevar dinero para pagar un parking o una zona azul. Si vas a desplazarte en transporte público calcula bien la ruta, el tiempo y la distancia. Sal con tiempo para no llegar tarde. Lo ideal es llegar a la cita entre 5 y 10 minutos antes. Más de ese tiempo te hará esperar demasiado y puede que entres en un estado de excitación. Menos que eso, también suele poner nervioso al usuario por el riesgo de llegar tarde Como norma general y si esperas tener una cita satisfactoria, la higiene suele ser muy valorada por las profesionales. Evita oler a tabaco, alcohol y sudor. A pesar de que la ducha suele ser obligada, siempre es positivo una buena primera impresión. No tomes medicación que pueda interactuar con tu estado de ánimo de forma negativa. Si debes esperar en un bar intenta tomar bebidas que no modifiquen el aliento, como agua con gas, algún tipo de té o infusión etc. Evita cafés porque incluso el mínimo sorbo suele afectar al aliento. No te olvides el teléfono móvil por si sucede algo. Si vas a llegar tarde a la cita por culpa del tráfico, un contratiempo etc, por favor comunícaselo a la profesional lo antes posible. Es mucho peor llegar 10 minutos tarde, que avisar y llegar puntual de casualidad. Si algo entorpece tu estado de ánimo en los minutos u horas anteriores a la cita, llama para cancelar o posponerla. Por ejemplo, si te ha sucedido algo en tu familia, o si has tenido un accidente con el coche, o si te acaban de dar una mala noticia en el trabajo. De la misma forma, si algo altera tu planning y vas a disponer del tiempo justo desde que salgas de la cita hasta tu siguiente tarea ( por ejemplo una visita al médico, una reunión de empresa, una visita al colegio de tus hijos etc. ), intenta cancelar la cita con la escort o intenta avanzarla. A veces las citas se alargan y los nervios por disponer de poco tiempo dificultan la eyaculación o la fluidez durante el encuentro. Si tienes alguna discapacidad o algún tipo de problema físico visible es muy recomendable comunicárselo a la profesional con antelación para que pueda recibirte de forma adecuada y no se sorprenda. En segundo lugar, para que quiera recibirte como cliente y ella se sienta a gusto. Por ejemplo, si tienes una malformación en la boca, o un problema de movilidad, si tienes cicatrices visibles etc. Lo más común es que la profesional te reciba sin problemas; no deja de ser un detalle de cortesía valorado por ambas partes. Siempre es mejor que los encuentros fluyan sin sobresaltos. No te olvides de llevar el dinero en la cartera antes de subir al piso. Si deseas que te reciba con una ropa especial, por ejemplo lencería negra o una bata, comunícaselo con tiempo. No lo hagas 5 minutos antes. Escorts Independientes Si es tu primera visita con una escort independiente, lo normal es que te dé una dirección aproximada de su lugar de trabajo. 5 minutos antes de la cita, lo normal es llamar o contactar de nuevo para: informar de que estás por la zona y, en segundo lugar, recibir la dirección exacta del lugar: número, piso y puerta. No es aconsejable pedirlo antes de ese tiempo, aunque siempre hay excepciones y algunas profesionales puede que lo den. Es altamente recomendable contactar siempre de la misma manera o no ser que pase algo extraño. Por ejemplo, si has contactado mediante whatsapp, contacta 5 minutos antes de la cita también por whatsapp. Si has llamado por teléfono, vuelve a llamar 5 minutos antes. No cambies la forma de contactar a no ser que sea necesario. No te extrañe que cuando llames durante esos 5 minutos antes, la profesional te diga que esperes 5 minutos o te comunique que ya puedes subir. No te extrañe si la profesional te pide que no llames al timbre. Esto tiene cierta lógica, ya que los vecinos suelen oír los timbres y si hay muchas llamadas a la puerta suele molestar. La discreción es muy importante para todos. Ya que la profesional tendrá más experiencia que tú, déjate llevar y haz lo que te diga. Intenta seguir la corriente. Si te besa, bésala, si te abraza, abrázala etc. No te olvides de ofrecer el dinero durante los 5 primeros minutos o antes de la ducha, pero no se lo des justo al entrar, porque denota nerviosismo. Lo habitual es hablar un poco antes y pagar. Pisos sin Cita Previa Lo normal en estos casos es hablar con una encargada que gestionará el cobro de la cita y el paseíllo. Lo habitual es llamar al timbre para acceder al piso o al local. No obstante, llama y asegúrate antes sobre cómo proceder. A veces, los pisos prefieren abrir la puerta con el menor ruido posible de timbres. No dudes en utilizar el paseíllo, pero si tienes alguna predilección como "morenas" o "rubias", díselo a la encargada. Si quieres algún servicio especial, díselo a la encargada. Por ejemplo, si quieres francés hasta el final, ella te dirá quién lo hace o te enseñará solo las chicas que lo hacen. Lo mismo puede suceder con el francés sin, con los besos, con el griego etc. También te comunicará si alguno de los servicios tiene un suplemento en el precio. Si deseas pagar con tarjeta, coméntalo al llegar para que tengan el tpv listo. Ten en cuenta también que a veces, los pagos con tarjetas suelen llevar un suplemento para contrarrestar la comisión de los bancos. Lo habitual es que la encargada te lleve a la habitación y te hagan el paseíllo en la habitación. Una vez elegida la chica, te cobrarán el servicio y te dejarán un par de minutos a solas mientras la chica se prepara: coge la toalla, los preservativos, se arregla un poco etc. Citas en Hoteles por Horas Los Hoteles por horas no son hoteles normales. Son instalaciones destinadas a relaciones esporádicas para parejas, perfectamente decoradas para mantener relaciones sexuales consentidas, ya sea con una amante, tu pareja habitual o una prostituta. No confundir con alquilar un hotel normal durante unas horas o una pensión. Lo normal es que la profesional reserve el lugar para la cita y lo incluya en el precio. No obstante, si deseas controlar el ambiente y el lugar, puedes contratarlo tú mismo. No es extraño que pidan el dni para saber quién alquila la habitación. Esto puede poner en peligro la discreción de los dos: tanto el cliente como la profesional. En el caso de los hoteles por horas que se utilizan como picadero, lo habitual es que tanto el cliente como la profesional se encuentren en recepción para acceder a las habitaciones juntos. Los responsables del establecimiento suelen organizar el tráfico para que los usuarios no coincidan al entrar o salir. Consulta con recepción si podéis salir por separado o estáis obligados a salir los dos juntos. Tanto para entrar como para salir de la habitación será necesario contactar con recepción. Por tanto, es muy aconsejable planificar todo lo necesario para la cita, y todo el material que necesites. La profesional ya suele llevar preservativos y lubricantes, pero si quieres beber algo o comer algo durante la cita, lo tendrás que entrar. Los trabajadores de estos centros están acostumbrados a recibir clientes que van a disfrutar de sexo, por lo que no te dé vergüenza entrar de la mano de una prostituta. Si vas a hacer un dúplex o un trío, presta atención al siguiente consejo. En muchos de estos hoteles solo se permite el acceso a parejas, no a tríos. Consulta antes de llegar al hotel si os van a dejar entrar en grupo. A veces, una tercera persona puede acceder previo pago de un suplemento. Calcula bien el tiempo que vas a estar. Piensa que si reservas 1 hora, no vas a poder alargar la hora ya que has alquilado un espacio. Si no deseas estar agobiado por el tiempo, contrata 2 horas. Si al cabo de una hora la profesional se marcha, tú puedes quedarte un rato duchándote y relajándote en las instalaciones. Por ejemplo usando el jacuzzi. Antes de alquilar una habitación asegúrate de que dispone de todos los elementos necesarios. Por ejemplo, si deseas sesión de jacuzzi, asegúrate de que esa habitación por horas en concreto dispone de jacuzzi. Lo mismo para sillones tantra etc. Un jacuzzi tarda entre 8 y 15 minutos en llenarse. Si quieres disfrutar de este complemento, no olvides calcular ese tiempo para la cita. Como norma general, las salidas a hoteles por horas son caras. Contratar un sola hora se hace muy corto. Así que resulta muy recomendable pactar un precio con la profesional para una hora y media o 2 horas. Especialmente cuando no se tiene por mano y no estás acostumbrado a usar este tipo de instalaciones, la hora se suele hacer muy corta. No es especialmente recomendable iniciarte en el sexo de pago usando estas instalaciones. Generalmente las usan los clientes con más experiencia y que controlan más las citas.
  9. Este artículo pertenece a la versión simplificada y por tanto no vamos a entrar en detalles muy específicos. Va dirigido a todas aquellas personas que tienen poca o ninguna experiencia contratando servicios de sexo de pago. Además, vamos a partir de la premisa de que el cliente busca un servicio específico, por básico que sea. Tengamos en cuenta que cualquiera puede acercarse a un piso o a un club que se anuncie en cualquier diario y probar suerte. Entendamos que este artículo pretender cubrir las bases de qué se debe hacer cuando un cliente busca contratar a una escort por teléfono y concertar una cita en su apartamento. Como regla general existen 3 grandes condicionantes para contratar a una escort. Preferencias personales Nivel económico Tiempo disponible para realizar el encuentro Hay muchos y distintos elementos por los cuales alguien puede sentirse atraído por una escort en particular. Lo importante y más relevante para este artículo es que no tenemos por qué tener miedo al rechazo, es decir, son prostitutas y si deseas concertar una cita no tienen por qué decirte que no. Elige a la que creas más guapa, a la que tenga los pechos más grandes, a la que cumpla mejor con tus fantasías... lo importante es que eres tú como cliente quien elige. Recuerda que no estás en una discoteca ligando. Algunos consejos importantes para seleccionar a la escort: Lee bien su anuncio y los servicios que ofrece. Sobretodo si buscas un servicio en particular. ( ejemplo: anal o francés hasta el final ) Comprueba bien el precio de la hora. Verifica que las fotos son profesionales o pertenecen a ella. Comprueba que el anuncio es vigente y no está obsoleto Busca su número por internet ( sin espacios ) y mira qué dicen otros usuarios. En lo que se refiere al nivel económico, podemos darte los siguientes consejos: Desconfía de las ofertas super económicas de chicas espectaculares. Por lo general son anuncios falsos. Los anuncios con cierta credibilidad, al menos en Barcelona, empiezan a partir de 80/100€ la hora. El resto son reclamos. Aunque solo quieras estar media hora con la chica, toma como referencia el precio de la hora. Si dispones de poco dinero, es mejor leer experiencias en distintas webs para saber más sobre la profesional Por lo que se refiere a la disponibilidad del cliente y la escort Algunos consejos más: Si tienes disponibilidad, intenta visitar a la profesional por la mañana. Por norma general, las chicas están más frescas y menos cansadas. Si solo puedes escaparte a horas muy específicas, visita pisos o agencias con paseíllo y concertar visita con la encargada. Existen muchos lugares donde elegir. No seas tímido ni te dé vergüenza. Si deseas una cita con una profesional muy concreta y dispones de tiempo limitado, intenta concretar una cita con antelación Si llamas y la chica te dice que no coge horas, debes valorar si te interesan sus servicios. Como normal general es una falta de respeto a los clientes y un síntoma de poca profesionalidad. Si dudas cuando hablas con teléfono o algo no te convence, dile que ya la llamarás y despídete sin pudor ni vergüenza. Teléfono o Whatsapp ? Para contratar a una profesional hoy en día, dispones de estas dos opciones principalmente. Todas tienen ventajas e inconvenientes: El Teléfono Te permite escuchar la voz de la chica, detectar y anticiparte a posibles problemas. ( por ejemplo, si se anuncia como rusa independiente y te responde una chica en perfecto castellano, estás hablando con una agencia o con su representante.) A veces, la escort puede responderte en un sitio comprometido y es posible que no puedas hablar de servicios o tarifas. En estos casos suelen pedirte que llames luego. A veces cuesta hablar con la chica, sobretodo si es independiente, ya que tiene no puede ofrecer sus servicios y contestar llamadas al mismo tiempo. Whatsapp Método perfecto para pedir citas con cierta antelación. El intercambio de información no suele ser muy fluido, porque escribir toma más tiempo que hablar. Pero funciona bien para mensajes cortos y preguntas rápidas. Evita preguntas generales del tipo ¿Qué haces? ¿Qué servicios ofreces? etc. Es mejor realizar preguntas de respuesta (Sí o No). Si divagas o demuestras poco interés lo más probable es que la profesional ni te conteste. A nadie le gusta perder el tiempo. Si tienes interés en una cita, ofrece un día y una hora que a ti te vaya bien, de esta forma avanzaréis en la conversación. No utilices el whatsapp como si fuera una amiga, piensa que no deja de ser una relación comercial. Algunas normas sobre las Comunicaciones La mayoría de chicas no responden a números ocultos, ni números fijos. Esto tiene una explicación. En primer lugar, impide que nadie pueda amenazarlas o acosarlas por teléfono, ya que se pueden bloquear. Además disponer de un número ofrece una válvula de seguridad en caso de que el cliente sea un pervertido o algo peor. De esta forma, al menos las chicas puede poner una denuncia a la policía con un número concreto y no con ambigüedades. El hecho de no responder a números de teléfonos fijos es para evitar que sea la mujer, por ejemplo, quien esté llamando para saber a quién llamó su marido el mes anterior, por ejemplo. También es importante tener en cuenta que si la profesional debe cancelar una cita, no puede enviar un mensaje por whatsapp a un número fijo y no puede permitirse el lujo de llamar a un número fijo y que conteste la mujer del cliente. La comunicación por teléfono móvil es siempre la preferida y muchas profesionales no admiten ninguna otra. Opciones y Trucos Cuando no hay Mucho Tiempo La mayoría de hombres casados no siempre pueden saber con antelación si van a disponer de tiempo para realizar una escapada, así que hay que estar preparado para cuando surja la ocasión. Recuerda que los pisos y agencias son muy prácticos para urgencias y citas rápidas al momento, pero no siempre vas a poder elegir una chica de tus preferencias. A veces, no todas las chicas están disponibles o no todas las chicas suelen ser las de tu agrado personal. Una buena opción es hacer una lista de 5 o 6 chicas y anotar sus números y alguna característica en un papel. Si surge la oportunidad de disponer de una hora o media hora para visitar a una profesional, toma la lista y empieza a llamar por orden de preferencia. No olvides tampoco anotar la zona donde atiende, no sea que dispongas de una hora para escaparte a ver a la chica, pero tardes 45 minutos en llegar. ¿Por qué una lista? Porque no todas las profesionales independientes tendrán disponibilidad en ese momento así que hay que empezar por las favoritas e ir una por una hasta que puedas concretar el encuentro para un espacio de tiempo corto. Si la primera chica de la lista no coge el teléfono, pasa a la siguiente, así hasta que puedas concretar una cita. No caigas en la tentación de reservar con dos chicas a la vez y dar plantón a una de ellas. Este es un viejo truco que molesta muchísimo a las profesionales y no solo les hace perder el tiempo, les puede hacer perder dinero. No estamos diciendo que lo hagas a propósito, pero puede darse el caso de que llames a la primera chica de la lista, que es la más guapa o la que te da más morbo. En ese momento no contesta, Pasas a la siguiente de la lista, responde y concretas una cita. Mientras te diriges al encuentro, la primera chica de la lista te hace una llamada perdida y caes en la tentación de devolverle la llamada. La primera chica de la lista te responde que también está disponible. ¿Qué haces? Muchos clientes caen en la tentación de ir a ver a la primera chica de la lista y dar plantón a la primera que contestó el teléfono, que es la segunda de la lista. No solo es algo feo, sino que además la chica a la que le das plantón podría poner bloquear tu número de teléfono y ya no te cogería nunca el teléfono. Recuerda que las auténticas profesionales no responden números ocultos.
  10. Contratar una escort consta de una serie pasos bastante simples y que son de sentido común: Búsqueda de la Profesional que más se adecúa a nuestras preferencias por anuncios Contactar a la profesional para concretar un día y una hora Acudir a la cita en el lugar y el tiempo pactado Consumir el servicio BÚSQUEDA DE LA PROFESIONAL En el momento de contratar sexo de pago existen principalmente 2 variables muy importantes que debemos poner en juego si queremos disfrutar de un servicio satisfactorio. Flexibilidad Horaria del cliente y la profesional Preferencias personales del cliente Debemos entender que no todas las profesionales están libres para recibir a clientes en los términos que este plantee, ni los clientes disponen siempre de una flexibilidad horaria para reservar citas con antelación. Así que existen desde este punto de vista dos tipos de clientes: los que planean sus citas y los que contactan para servicios en un marco de tiempo rápido y limitado. El cliente que no tiene problemas para organizarse una agenda de citas, ni tiene la urgencia de desfogar sus ansias sexuales en un periodo de tiempo breve tras el contacto con la profesional, disfruta de un abanico de profesionales muy amplio a su disposición que le suelen garantizar una cita satisfactoria. Muchos de estos clientes reservan y visitan por la mañana/mediodía y siempre contactan a profesionales independientes con cierta antelación, normalmente de un día como mínimo. Estos clientes suelen sufrir menos inconvenientes como plantones o decepciones ya que han tenido tiempo de valorar el tipo de cita y chica que desean. Por norma general, si un cliente es exigente con el físico o los servicios de la profesional, a la larga suele ser mucho más rentable reservar las citas con antelación y estudiar bien cada encuentro para evitar decepciones. En el otro extremo tenemos a los clientes que no pueden planear citas, bien porque tienen una agenda apretada o no tienen excusas plausibles que dar a sus parejas para hacer una salida. Estos clientes deben contactar a la profesional y solicitar una cita en un espacio de tiempo corto, a veces en menos de media hora. Este procedimiento tiene el inconveniente de que hay muchas probabilidades de que la profesional no pueda atenderle por teléfono en el momento requerido, o ya tenga la tarde o agenda ocupada o se niegue a recibir visitas express de clientes que no conoce. Este tipo de cliente dispone de dos opciones para salvar este escollo: La visita a un piso o una agencia donde haya chicas disponibles esperando clientes. Muchas agencias suelen tener a chicas en un horario amplio para aquellos clientes que no pueden o suelen reservar. Es importante realizar una búsqueda previa de estas agencias o pisos y llamar para asegurarse de que trabajan de esta forma. Este tipo de locales o pisos realizan el denominado "paseíllo" por el que las chicas disponibles pasan por delante del cliente para presentarse e incitarle a contratar sus servicios. El cliente elige a una de ellas y le abona el servicio. Otra opción es realizar una búsqueda previa de 6 o 7 profesionales independientes que sean del agrado del cliente y que realicen los servicios que se pretenden consumir, y anotar los nombres y números de teléfono en un papel. En el momento en que el usuario de sexo de pago disponga de tiempo libre para realizar una salida, puede llamar a lista de teléfonos para preguntar si la profesional puede recibirle en el marco de tiempo acordado. La ventaja de la lista frente al paseíllo de una agencia es obvia. En primer lugar, la lista garantiza que la profesional tiene el físico que agrada más al cliente (por eso ha hecho una selección) y, en segundo lugar, que ofrece los servicios que el cliente está buscando. No sería la primera vez que alguien acaba en una agencia con una chica de físico espectacular, pero que realiza el francés con preservativo y esto arruina por completo la experiencia al cliente. Por otro lado, la agencia o piso tiene la ventaja de que suelen coger el teléfono al cliente y no es necesario reservar, ni esperar ya que suele haber siempre alguna profesional disponible. Finalmente, estudiar los servicios de cada anuncio también es muy importante. Los elementos más importantes que se deben revisar de un anuncio son: Fotografías ( en caso de duda, es mejor ni contactar ) El cliente debe valorar físico de la chica y la edad. Disponibilidad horaria de la profesional Precio de los servicios ( media hora, una hora etc. ) que se ajusten al presupuesto. Servicios que gustan y que realice la profesional, por ejemplo griego. Elementos que valore en extremo la profesional: por ejemplo, que la contacten por whatsapp, o que no le pregunten por servicios que no realiza. CONTACTAR A LA PROFESIONAL Como norma general, siempre suele ser más efectivo que se contacte a la profesional por el medio o canal que ella prefiera, destaque o tenga puesto en su anuncio. Si ella prefiere ser contactada por email, lo mejor es hacerlo de esta forma ya que no suelen ser caprichos, sino particularidades de cada profesional que agradecen. A veces no contestan whatsapp porque creen que les hace perder demasiado el tiempo y a veces prefieren el whatsapp porque les permite gestionar sus citas de forma diferida en el tiempo. Lo más importante que hay que tener en cuenta cuando se contacta a una profesional es: No parecer nervioso. No estamos ligando, estamos contratando sexo de pago. Preguntar si hay dudas sobre un servicio en concreto. Por ejemplo, si la profesional dice que da besos, podemos preguntarle si estos beso son con lengua o solo picos. En el caso de masajes, es importante preguntar por el tipo de terminación. Consulta nuestro artículo: Vocabulario Básico En El Sexo De Pago Intentar concretar día y hora. Es mejor proponer un día y una hora como cliente y que ella responda si puede o no puede atender. En caso negativo negociar otro día y hora. Confirmar el precio del anuncio ( siempre es mejor no regatear, da mala imagen como cliente ) En caso de desear un servicio en concreto, aclararlo siempre antes. Por ejemplo, si el cliente solo quiere un francés y no desea sexo vaginal. La profesional suele valorar que se le avise en casos concretos con antelación. No hay que olvidarse de preguntar por la zona donde la profesional atiende si es que el anuncio no lo señala. Es probable que nos dé una zona aproximada y no una dirección exacta. El cliente deberá estar en esa zona unos minutos antes de la hora acordada para confirmar la dirección. Elementos o situaciones que se deben evitar al teléfono: Preguntar por servicios en general o hacer preguntas de tipo abierto o personales, sobretodo en el primer contacto ya que parecen una pérdida de tiempo. Por ejemplo: ¿Qué tal cómo estás? ¿y tú qué tipo de servicios realizas? ¿Te gusta el francés? ¿Lo haces bien? ¿Te gustaría que nos tomáramos un café antes? Regatear precios o pedir ofertas. Es un grave error, sobretodo en el caso de profesionales de agencia o independientes. Suelen tomárselo bastante mal. Ser especialmente cariñoso o condescendiente. Siempre es mejor ofrecer un tono neutro, cordial y amigable que genere confianza. Alargar en exceso la conversación o enviar whatsapps para temas no relacionados con la cita. Debemos evitar llamar con número oculto. Las profesionales siempre quieren saber con quién están hablando y es una fórmula que les da confianza. Resulta muy normal que no descuelguen a un número oculto. ACUDIR A LA CITA - PREPARACIONES En caso de no poder llegar a tiempo, siempre se debe llamar con algo de antelación y estar preparado en caso de que la profesional se niegue a recibirnos. Puede que tenga otros clientes detrás y no pueda esperar fuera del plazo de tiempo pactado. En caso de no poder acudir a la cita debemos siempre llamar para cancelar. Si el cliente da un plantón, lo más probable es que la profesional se niegue en un futuro a volver a recibir al cliente; incluso a cogerle el teléfono. Cabe señalar que es importante haber anotado o memorizado las instrucciones de la profesional para el día y hora de la cita. Hay profesionales que dan una dirección aproximada, por ejemplo, "calle 1 con calle 2" o "calle 1 número 100" Resulta muy normal que el piso no lo den hasta que estén seguras de que el cliente haya llegado a la zona a la hora acordada. Siempre es muy recomendable acudir limpio a la cita, sin olores o sudores. Si esto no es posible, no está de más disculparse ante la profesional. Igualmente, es muy común que las profesionales obliguen al cliente a pasar por la ducha antes del servicio, salvo contadas excepciones. Evitemos tomar cafés o productos que nos modifiquen el aliento antes de la cita. Si hay que esperar en un bar, es mejor pedirse un agua o una soda. Como decíamos, se suele estar por la zona 5 minutos antes de la hora acordada y a continuación se suele contactar a la profesional por el medio ya usado, ya sea llamada de teléfono o por whatsapp. Una vez, la escort sabe que estamos cerca y que somos puntuales nos dará la dirección exacta, con piso incluido y también instrucciones para entrar al edificio y al piso. De esta forma, si el cliente da plantón, nunca dispondrá de la dirección exacta donde la escort atiende. No se suele llamar al timbre de la puerta salvo que la escort especifique lo contrario, muchas profesionales abren contactando por teléfono o por whastapp cuando el cliente está en el portal y/o cuando sale del ascensor. Todas las profesionales independientes recibirán directamente al cliente en la puerta del piso y en el caso de las agencias, si no recibe la chica en persona, lo hará la encargada. Resulta importante intentar ser discreto en el momento de la entrada y la salida por eso se suelen evitar los timbres y las llamadas, que pueden ser escuchadas por los vecinos. Una vez dentro harán pasar la cliente a la habitación donde tendrá lugar el encuentro. Si bien no es condición importante hablar bajo, por los mismos motivos de discreción con vecinos y otras chicas atendiendo en el piso, sí que resulta importante no levantar mucho la voz. CONSUMIR EL SERVICIO A no ser que se haya pactado algo distinto o que existan circunstancias especiales, el guión de un encuentro con una profesional suele ser bastante simple, estudiado e incluso conocido: Recepción de la escort y acompañar al cliente a la habitación Si no se ha pactado con anterioridad, concretar la duración del servicio, por ejemplo una hora. Efectuar el pago del servicio acordado Ducha del cliente ( puede ser ducha conjunta o no ) De vuelta la habitación breve charla o inicio de preliminares. Rutina sexual: en la mayoría de casos, sexo oral y sexo vaginal hasta la eyaculación del cliente. Limpieza y breve descanso y charla. Si hay tiempo y está dentro de lo pactado un segundo escarceo sexual Limpieza y ducha de salida ( opcional ) para quitar olores o sudores Antes de salir del piso de una escort conviene repasar los siguientes elementos y comprobar que no nos dejamos nada: Llaves Cartera Móvil Ropa Cuando estemos listos para irnos, la escort nos acompañará a la puerta para asegurarse de que no nos vamos a encontrar a una compañera de piso por los pasillos u otro cliente que entra o sale del piso. En caso de que lleguemos al piso y observemos que las fotos del anuncio no coinciden con la escort que nos recibe y que nos va a efectuar el servicio, tenemos derecho a expresar nuestro malestar y declinar el servicio. Además, si hubiera algo que no nos acabara de convencer a la llegada del piso, también estamos en nuestro de derecho de declinar el servicio y marchar sin consumirlo. Por ejemplo, si observamos que la habitación tiene carencias de higiene o que el lugar es insalubre o que la escort parece estar en estado de embriaguez. No obstante, hay que tener en cuenta que estos son casos extremos y no muy habituales.
  11. Detallaremos el vocabulario de los servicios más habituales que aparecen en los anuncios de escorts de Barcelona. Las agrupamos por afinidad Vocabulario de Sexo Francés Natural: Felación sin el uso del preservativo. Sexo Oral Francés Hasta el Final: Francés con eyaculación en la boca. GP (Garganta Profunda): Felación donde el pene es introducido entero en la boca de forma profunda y la escort lo masturba de esta forma. Debe sobrepasar la longitud de la boca. Cubana: Situar el pene entre los pechos, apretarlos y moverlos para su masturbación. Corbata francesa: La chica coloca el pene entre su pecho mientras realiza una felación. Francés más cubana. Facial: Eyaculación masculina encima o en la cara de la escort o pareja. Cunilingus: consiste en acariciar el sexo femenino con la boca, e incluso practicar una especie de penetración con la lengua, excitando especialmente la vulva, el clítoris y la entrada de la vagina. 69: postura que permite Felación y cunnilingus de forma simultánea. Los dos individuos se postran uno sobre el otro permitiendo que ambos sexos puedan ser estimulados oralmente al mismo tiempo. Beso Blanco: Práctica que comprende la eyaculación masculina en la boca de la escort y un posterior juego de besos y traspaso de fluidos entre ambos vía oral. Beso Negro: Consiste en la estimulación del ano y perineo mediante besos, penetraciones y caricias con la lengua y boca. Griego: Sexo Anal Fisting: Práctica que comprende la introducción de la mano en la vagina o el ano. Bondage: Práctica sexual que consiste en atar o inmovilizar a la otra persona, con cuerdas, cadenas, esposas etc... Juguetes: Servicios sexuales con juguetes eróticos, vibradores. Lluvia dorada: Prácticas sexuales relacionadas con la orina. Normalmente se suele indicar si la escort permite que se le orine encima o es ella quién se orina sobre el cliente. Facesitting. Se refiere al acto de sentarse sobre con los genitales en la cara de la pareja, sea la mujer sobre el hombre o el hombre sobre la mujer. Footjob. Es dar un masaje erótico o masturbar al compañero usando solo los pies. Básicamente se refiere a que la mujer lo realiza al hombre Dúplex: Práctica sexual entre el cliente y dos escorts. Las escorts no se relación entre sí. Lésbico: Práctica sexual entre el cliente y dos escorts, donde las dos escorts sí que interactúan entre sí. También puede hacer referencia a que la escort atiende a mujeres. Salidas: Servicio en el que la escort se desplaza donde le indique el cliente. Suele ser a un domicilio o un hotel. Salidas a Club Liberal: Un club liberal es un club de intercambio de parejas ( swingers ), cuando un hombre está soltero y desea acudir a este tipo de eventos suele contratar los servicios de una escort que puede hacerse pasar por su pareja. 1 o 2 relaciones/ Sin límite de relaciones: La escort suele indicar cuántas eyaculaciones se le permite al cliente durante el servicio. Striptease: Servicio de bailes eróticos, en los que la escort se va desnudando. Vocabulario de Publicidad y Anuncios Hora sin Prisas: Significa que la prostituta puede darte unos minutos más de cortesía en caso de que necesites tiempo para eyacular o sencillamente que no te echará tan pronto como sea la hora Fiesta Blanca: Por lo general implica que hay cocaína de por medio. *** Te recomendamos evitar a este tipo de escorts o prostitutas. Soy particular: Por lo general indica que no trabaja en ningún piso a comisión, sino por cuenta propia. Se trataría de una Escort Independiente como tal Suplemento: Se deberá pagar un suplemento por un servicio específico Vocabulario Masajes Eróticos Final, Tipo de Final: Todo masaje erótico llega al clímax y el final define qué opciones hay, para una masaje, puede ser final manual, oral o completo Lingam: El lingam es una técnica de estimulación del pene que, en teoría, alarga el placer y retrasa la eyaculación Final Manual: Indistintamente de la técnica, una final manual implica masturbación. ( resulta importante evitar la palabra "final feliz" que suele utilizarse de forma ridículo, despectiva o graciosa por los neófitos o los medios de comunicación no especializados) Final Oral: El final oral implica terminar el masaje con una felación al cliente. Normalmente esta felación suele realizarse con preservativo debido a la cantidad de aceites y lubricantes utilizados durante el masaje. Body Body: Técnica de masaje y estimulación por la que la masajista frota su cuerpo desnudo por encima del cuerpo del cliente, generalmente la espalda, pero no siempre. Otros Términos Plantón: cuando uno de los dos, bien la profesional o el cliente no acude a la cita y deja al otro esperando. Pajillero: dícese de aquel cliente que llama por teléfono a la profesional para masturbarse mientras escucha su voz
  12. Vamos a intentar reducir este artículo a su mínima expresión. De hecho este artículo pertenece a la versión "simple" sobre cómo contratar a una escort. Por tanto analizaremos las opciones desde una óptica bastante simple y fácil de entender. Existen 2 tipos de escorts que se sitúan en polos opuestos. Escort Independiente Escort de Agencia/Club Y luego existen una multitud de combinaciones, como si fuera una escala de grises, que dificulta mucho la clasificación de una escort que no se sitúan en ninguno de los dos polos opuestos. ¿Qué baremos se usan para distinguir una escort independiente de una escort de Agencia ? Existen 4 grandes apartados que marcan esa distancia y un quinto apartado que es más heterogéneo. Contratación del lugar donde atiende y el material de trabajo Gestión de la publicidad Gestión de las llamadas Normas y protocolos Estos 4 puntos establecen las diferencias radicales entre profesionales independientes y profesionales de agencia. Algo así como las diferencias que existen entre un trabajador autónomo y un trabajador asalariado. Escorts Independientes Eligen su lugar de trabajo. Alquilan una habitación, un piso o un local y disponen de plena autonomía para entrar y salir de ese ambiente. Esto no quiere decir que trabajen solas en un piso; una escort completamente independiente puede trabajar en un piso compartido. Lo importante es que dispone de ese espacio como le place y según sus propias necesidades y .. por supuesto, corren con todos los gastos. Gestionan su publicidad. Deciden dónde anunciarse y cómo. Eligen sus presentaciones, escriben sus propios anuncios y pagan por ello. Además, de la publicidad, también deciden con quién se hacen sus fotografías y las pagan de su bolsillo. Y por supuesto, corren con todos los gastos. Las escorts independientes contestan ellas mismas al teléfono y a sus mensajes ya sean e-mails o whatsapps. Ellas crean sus propias normas desde las más básicas hasta las más complejas. Normalmente las independientes suelen usar sus normas en beneficio de su servicio y en beneficio del cliente. Establecen su mejor horario, por ejemplo ajustan su horario a las horas del día donde suelen estar más activas. Deciden si quieren trabajar teniendo el período etc. Escorts de Agencia No eligen su lugar de trabajo. Trabajan donde la agencia les dice, ya sea en las instalaciones propias o haciendo salidas. Esto no quiere decir que trabajen en malas condiciones, trabajan con las condiciones de la agencia. Si la agencia dispone de unas buenas instalaciones todo el mundo gana, desde la misma escort hasta el cliente. Las escorts de agencia suelen pagar el uso de las instalaciones mediante una comisión por cada servicio que realizan para la agencia o el club. Si no hay trabajo no pagan, pero si hay trabajo pagan por cada servicio que realizan. Tampoco suelen pagar por el material que usan como toallas, sábanas, preservativos etc. que corre a cargo de la agencia. Las escorts de agencia no tienen que preocuparse por la publicidad, ni por escribir anuncios ni por publicarlos. Tampoco necesitan saber dónde es mejor anunciarse, ni a qué horas. Tampoco han de pagar a un fotógrafo para que les haga las fotos. La agencia suele correr con todos esos gastos. Las escorts de agencia no han de preocuparse del teléfono, ni de contestar ni responder a los clientes. La agencia tramita sus citas ya sea en las instalaciones propias o haciendo salidas. Una encargada suele dedicarse a gestionarlo todo y se establece en nexo de unión entre el cliente y la profesional. Existe una peculiaridad que son las agencias que utilizan el famosos "paseíllo". La profesional suele esperar en la agencia hasta que llega un cliente junto con otras chicas. Si cliente no viene con una idea predeterminada, se le presentan todas las chicas y él elige la que más le haya gustado. En cuanto a las normas de la agencias o clubs, la escort debe siempre adaptarse. No estamos hablando de abusos, sino de reglas. Por ejemplo, si una agencia establece que trabajan solo de tarde noche a partir de la 6 de la tarde, la profesional no puede cambiar eso. Si a una chica no le gusta hacer un paseíllo porque lo encuentra humillante, en una agencia no lo puede cambiar. Si la agencia decide que trabajan con una marca de preservativos en concreto, la escort no lo va a tener fácil si quiere cambiar de marca sin una causa justificada. Existe un quinto baremo o una característica final que también establece una diferencia entre la escort independiente y la escort de agencia. Se trata de un intangible no cuantificable que podríamos llamar ... libertad o liberación de las normas. Una escort independiente establece sus propias normas y su propio protocolo de trabajo, en cambio una profesional de agencia o club no dispone siempre de tanta libertad. No estamos hablando de abusos, ni de normas estrictas por parte de las agencias, sino de ese punto de relajación y poder ir por libre. En el fondo, una profesional de agencia establece una asociación con la agencia y por tanto todo lo que afecte a la pérdida de trabajo o de dinero deberá discutirse entre las dos partes, como si fueran socios del negocio. Ejemplo, si un cliente se hace pesado, la profesional independiente puede en un momento dado mentir para no recibirle o sencillamente no cogerle el teléfono. Una escort podrá decirle a la agencia que no quiere trabajar con un cliente si es un guarro por ejemplo, pero no queda bien que le diga a la agencia que no quiere atender hoy a ese cliente porque no está de humor para aguantarle. Cuando la escort de agencia rechaza a un cliente, también le hace perder dinero a la agencia y, queramos o no, la relación puede enrarecerse. ¿Sólo hay dos Tipos? Partiendo de los 4 elementos descritos, cualquier combinación es posible, que no quiere decir que sea siempre beneficiosa. En la clasificación anterior hemos hablado de los 2 extremos opuestos; independiente cien por cien o escort de agencia. El problema, además, es que como son varios los factores que intervienen en esa clasificación, no existe una tipología o un nombre concreto para definir una situación que no encaje en ambas o que tenga elementos combinados. Los tres tipos de combinaciones mixtas más habituales son: Escort completamente independiente, pero que delega su publicidad en un tercero que se encarga de escribir por ella. Suele suceder cuando la chica no se desenvuelve bien con la tecnología o cuando comete muchas faltas de ortografía. Escort independiente pero que paga comisión por cada servicio que realiza a una piso o una agencia por el uso de las instalaciones. La escort controla todo: publicidad, precios, anuncios, llamadas, horarios, pero usa las instalaciones de un tercero para no tener gastos fijos. La escort de agencia que contesta al teléfono directamente. Normalmente suele ser una escort independiente que delega parte de su publicidad a una agencia y le paga comisión por cada cliente que le envían. Como decíamos, no resulta fácil ofrecer una nomenclatura clara. A lo largo del tiempo, han aparecido nombres como "independiente con community manager", "Profesional semiindependiente" etc. Han intentado sin éxito definir algunas de las combinaciones más habituales sin mucho éxito. Por ejemplo, hay agencias en las que pagas a la chica por el servicio, pero también hay agencias en las que pagas a la encargada antes del servicio y no te has de preocupar por darle dinero a la chica, aunque siempre genera la duda de si le deberías dar propina o no ... o si le quitarán la propina si se la das. ¿Qué es mejor: una escort independiente o una escort agencia? Imaginamos que muchos lectores se estarán haciendo esta pregunta; pero no es el objetivo de este artículo. Para eso ya escribiremos artículos detallados. Lo importante de este artículo es que entendamos qué significa ser independiente o trabajar para una agencia y nos adelantemos a posibles inconvenientes. Existen dos causas o elementos determinantes para elegir entre una profesional independiente o una agencia: el control exhaustivo del tiempo del servicio y la disponibilidad de contactar con la profesional. De la misma manera que hay agencias que llaman a la puerta cuando se acaba el tiempo, hay muchas agencias que no llevan ese control y permiten esos cinco, diez quince minutos adicionales, como también hay profesionales que te sacan de la cama con el tiempo exacto. En segundo lugar, una profesional independiente no siempre está ágil para responder llamadas o contestar mensajes. A menudo, cuando la escort dispone de alguien que le concerta las citas, el procedimiento suele ser muy rápido. La escort puede atender tranquilamente a sus clientes, mientras la agencia le prepara el trabajo para el día siguiente. Es decir, que obtienes respuesta inmediata sobre si la cita es posible o no. Consideraciones Finales Trabajar como independiente o trabajar para una agencia no son, de hecho, formas antagónicas. No son estamentos ni castas profesionales. Ser independiente tiene muchas ventajas, pero también tiene muchos inconvenientes. De la misma forma que trabajar para una agencia también tiene ventajas y genera frustración. Resulta muy habitual que una chica que se inicie en el mundo del sexo de pago lo haga mediante una agencia. Podríamos llamarlo algo así como un contrato de aprendizaje de la profesión, (salvando las distancias) Cuando una profesional lleva cierto tiempo en el sector suele deshacerse del intermediario, que en este caso es la agencia, con dos objetivos: obtener más control en su trabajo y segundo ganar más dinero. No siempre el paso de escort de agencia a profesional independiente es un cambio radical, sino que a menudo se realiza por fases. Por ejemplo, una escort puede marchar de una agencia para controlar su horario y su publicidad, pero en cambio seguir trabajando por comisión en un piso. También una independiente puede en un momento dado establecer relaciones con una agencia para obtener más clientes y ganar más dinero. Finalmente, no podemos pasar por alto que en este artículo no estamos hablando de explotación ni de proxenetismo. Estamos hablando de las relaciones que libremente se establecen por todas las partes para realizar esta actividad sin violar ninguna ley. Es decir, no entramos a valorar si un piso o una agencia obliga a trabajar más horas, o grita a la chicas, las trata sin respeto, las engañas en las condiciones o las hace trabajar en condiciones insalubres. Hablamos de condiciones óptimas en cada caso.
  13. Estas son las preguntas que pretende contestar el artículo. ¿Es seguro tener sexo con una prostituta? ¿Puede chantajearme una prostituta? ¿Pago antes o después del servicio? ¿Debo desplazarme o la prostituta puede venir a mi domicilio u hotel? ¿Están solas las prostitutas en el piso? ¿Qué sucede si contrato los servicios de una prostituta y cuando la veo cara a cara no me apetece mantener una relación con ella, ni estar con ella? ¿Qué vende una prostituta y por qué cobra exactamente? ¿Todas las prostitutas son expertas y auténticos animales sexuales devora hombres? ¿Si no he terminado cuando finaliza el tiempo, puedo alargarlo hasta la eyaculación? ¿Desde cuándo empieza a contar el tiempo que contrato? ¿Puedo alargarlo? ¿Es seguro tener sexo con una prostituta? Responder esta pregunta es igual de complicado que responder a preguntas del estilo … ¿Es seguro viajar en avión o en coche? ¿Son seguros los parques de atracciones? ¿Son seguros los medicamentos? En muchos casos es tan seguro como practicar sexo con una desconocida que te ligas en un bar o con la compañera de trabajo, lo cual no implica que no se deban tomar las medidas necesarias. Una profesional de verdad pasa sus revisiones ginecológicas y se hace pruebas de enfermedades de transmisión sexual de forma regular. Además, no realiza actividades de riesgo para su salud y utiliza siempre preservativo en sus relaciones. También es muy habitual que las profesionales realicen una inspección ocular al cliente para ver que no tenga moratones o heridas en su cuerpo y de esta forma evitar exponerse a un contagio por fluidos. Aunque lo cierto es que no se puede saber al 100%. El sentido común dicta que una prostituta callejera debería tener un índice de riesgo más elevado al estar en contacto con un tipología de cliente más heterogénea y de nivel sociocultural bajo; mientras que una profesional de alto standing tratará con clientes de un nivel intelectual más elevado y por tanto mucho más cuidadosos con salud. No olvidemos tampoco que los estereotipos nunca son tampoco fiables al 100%. En caso de duda pide que la profesional realice el francés con preservativo para tu propia seguridad y tranquilidad, aunque si eres un hipocondríaco sencillamente no contactes con ninguna prostituta y no deberás preocuparte de nada. Volviendo a la respuesta inicial, si el miedo a tener un accidente de coche te persigue, sencillamente no circules en coche. Últimamente se está haciendo mucho hincapié en la necesidad de practicar sexo oral siempre con preservativo ya que algunas enfermedades pueden contraerse y los síntomas aparecer al cabo de varios días, cuando los enfermos ya han tenido tiempo de contagiar a otras personas. ¿Puede chantajearme una prostituta? Resulta muy muy improbable. La pregunta de verdad es por qué debería chantajearte una prostituta y qué ganaría con ello. No obstante y como medida de seguridad, no estaría de más evitar hablar demasiado de uno mismo y del dinero que se tiene en la cuenta corriente. Por normal general, la gran mayoría de prostitutas requieren tanta o más privacidad que el cliente, por tanto es muy improbable que utilicen su trabajo para descubrirse. Si una prostituta extorsionara a un cliente y este la denunciara a la policía, su núcleo cercano ser vería tan o más afectado que el del cliente. Ambos perderían por lo que este escenario es muy improbable a no ser que la chica tenga mucho que ganar y muy poco que perder. Como último apunte, merece la pena recordar que si alguien se presenta a una cita dando la impresión de tener bastante dinero, lo más probable es que la chica se esfuerce en ofrecer un buen servicio para fidelizar al cliente. A la larga, es muchísimo más rentable tratar bien a un cliente con dinero que extorsionarlo y esto las prostitutas lo saben muy bien. Si tienes auténtico recelo de las prostitutas, te recomendamos utilizar un teléfono de prepago para contratar sus servicios. ¿Pago antes o después del servicio? Por norma general, la chica te pedirá el dinero durante los primeros 5 minutos o bien cuando acabéis de pactar el tiempo del servicio. Ya que muchas chicas no exigen que los clientes concreten el tiempo, aprovechan ese rato para exigir el dinero con mucho encanto y dulzura. Solo en aquellos casos cuando hay confianza con una profesional o cuando se es un cliente habitual y muy conocido, el pago suele dejarse al final. Se trata, a veces, de una fórmula muy usada para que el cliente habitual sienta que es un encuentro casual, y que no ha pagado por ello. El objetivo es que la cita fluya de la manera más natural posible. ¿Debo desplazarme o la prostituta puede venir a mi domicilio u hotel? Para responder esta pregunta necesitarás repasar los servicios que ofrece la profesional. Si esto no queda claro, lo mejor es contactar con ella y preguntar haciéndole ver que no queda claro y así ayudarla a ver que puede estar haciendo algo mal en su anuncio. No obstante, es probable que la profesional no anuncie este servicio, bien porque no le interese, bien porque prefiera ofrecer un servicio personalizado dependiendo del cliente y el tipo de salida. La mayoría suelen desplazarse a un hotel con un suplemento más taxi y generalmente dentro de la propia ciudad donde residen; rara vez a ciudades del extrarradio. ¿Están solas las prostitutas en el piso? Obviamente las prostitutas de locales pisos o agencias no están solas, ya que suelen estar los encargados o la seguridad del local. Cuando hacen una salida a hotel, están solas, pero ten en cuenta que suelen dar los datos a una persona de confianza por seguridad antes de la salida. A no ser que visites su domicilio particular, no suelen estar solas en un piso. Suele haber una compañera que tiene alquilada una habitación y, a menudo, algún cliente más con otra chica. Si lo que realmente te preocupa es la discreción, ten en cuenta que tanto las chicas independientes que comparten piso como los locales de agencia disponen de protocolos para que los clientes no vean a nadie ni se tropiecen con otros clientes al entrar o salir. ¿Qué sucede si contrato los servicios de una prostituta y cuando la veo cara a cara no me apetece mantener una relación con ella, ni estar con ella? Esta es una de esas preguntas que son difíciles de responder porque no solo pueden haber diferentes soluciones correctas, sino que depende de cada caso. Como norma general, es muy aconsejable marcharse del piso o del lugar si se observan condiciones dudosas de salubridad e higiene, así como problemas específicos con la prostituta: mala higiene, dientes amarillos, excesivo olor a tabaco o signos evidentes de embriaguez, por ejemplo. El primer consejo sería: avisa a la chica antes de la cita que como cliente eres bastante exigente y que no te quedarás a completar el servicio si no te sientes cómodo. La gran mayoría de profesionales aceptarán esta condición, especialmente las independientes. Si la profesional no acepta, decide si deseas correr el riesgo o no. Las fotografías deberían darte una pista o indicaciones suficientes sobre si te va a gustar lo que ves. Un no rotundo por normal general es un buen indicador de que se esconde algo. Si como cliente tienes muchos problemas para decidirte, es mejor que visites agencias o pisos donde realicen el famoso “paseíllo” de chicas y de esta forma verlas cara a cara antes de ir con ninguna. Si optas por irte dentro de los primeros 5 minutos y la chica te exige un pago tienes dos opciones: pagar una cantidad por las molestias (nunca la mitad del servicio) o declinar tal pago y marcharte. Si la chica te monta una escena puedes amenazar con llamar a la policía o hacer ruido para molestar a los vecinos; es muy probable que la chica se eche atrás ya que tiene mucho más que perder que tú. Existe una opción intermedia y es decirle a la chica que no te sientes muy cómodo y proponerle media hora de servicio en vez de una hora. A veces las dudas se despejan y acaba saliendo una cita redonda, y a veces la cita sale mal pero como cliente puedes sacarte de encima el famoso calentón. ¿Qué vende una prostituta y por qué cobra exactamente? Esta es una de las grandes preguntas metafísicas del sector. Vamos a intentar concretar y dar una respuesta simple, rápida, básica y elegante. En principio una prostituta no vende su cuerpo. Vende un servicio de compañía durante un tiempo pactado. En ese período de tiempo contratado pueden entrar diferentes servicios tales como charla, caricias, masajes, relación sexual consentida o compañía. Lo más recomendable es hablar con la profesional sobre los límites de tales servicios durante el tiempo pactado, de forma que la cita resulte lo más satisfactoriamente posible para el cliente y para la profesional. No olvidemos tampoco que la satisfacción total no está garantizada y que no existe un libro de reclamaciones si no quedamos satisfechos con el servicio. También merece la pena recordar que al ser un servicio único y genuino que se construye entre dos personas pueden darse situaciones en las que tanto el cliente como la chica no estén especialmente inspirados durante el encuentro. A veces no es fácil darle la culpa a una de las partes ante un servicio insatisfactorio. ¿Todas las prostitutas son expertas y auténticos animales sexuales devora hombres? No. Hay chicas que ofrecen sexo tranquilito y otras que ofrecen sexo salvaje. No todas las prostitutas actúan como las estrellas del porno, ni ofrecen los mismos servicios. Las prostitutas no van a la universidad recibir clases de porno o sexo tranquilo o masajes o trato con los clientes. En la mayoría de casos ofrecen aquello con lo que se sienten cómodas o creen que hacen bien y pueden ganar dinero haciéndolo. Por eso es importante leer siempre los servicios y la descripción que hace la profesional de sí misma. Muchas veces esta descripción incluye sus preferencias y sus aptitudes para que el cliente no se lleve sorpresas. Por ejemplo, si la chica no disfruta haciendo un francés natural o no quiere hacerlo natural por motivos de higiene, lo normal es que avise que lo realiza con preservativo. ¿Si no he terminado cuando finaliza el tiempo, puedo alargarlo hasta la eyaculación? Volvemos otra vez a lo mismo. Debemos leer los servicios de la chica o preguntar antes del servicio. Si pretendes eyacular dos veces durante el mismo servicio es muy importante que pactes esta opción con la profesional antes de empezar, ya que a veces la segunda eyaculación cuesta mucho y se alarga más allá del tiempo pactado y pagado. Como normal general, en los pisos y agencias no se suele dar tiempo extra y el servicio suele acabar en punto. Existe una pista para saber si la chica va a dejarte terminar o no. Cuando una profesional define sus servicios como “una hora sin prisas” lo que está diciendo es que no va a meterle prisa al cliente para irse si no ha terminado y le puede dar 5, 10 o 15 minutos de gracia para completar la eyaculación. ¿Desde cuándo empieza a contar el tiempo que contrato? ¿Puedo alargarlo? De nuevo, se debe pactar estos términos con la chica. Cada profesional puede optar por hacer lo que considere oportuno. Además, la cantidad de tiempo contratada también influye mucho. La norma general es que el tiempo empiece a contar desde que el cliente entre por la puerta hasta que termine el tiempo contratado. Existen excepciones y casos especiales. El caso más complicado son las medias horas. Una ducha puede ocupar entre 5 y 7 minutos de tiempo efectivo y por tanto limitar mucho la experiencia del cliente. No obstante, no incluir ese tiempo en el servicio parece un agravio comparativo con el cliente que contrata una hora completa, donde el tiempo de la ducha suele ir siempre incluido. Así que si la profesional no cuenta el tiempo de ducha, no suele contarlo para ningún caso y si lo incluye suele hacerlo para todos los casos. También existe una solución práctica y habitual para zanjar el tema de las medias horas con ducha no incluida y es encarecer el servicio de la media hora de tal forma que salga más a cuenta contratar una hora. Por ejemplo, una profesional puede tener una tarifa de 100€ hora con ducha y sin prisas y 70€ la media hora exacta, pero sin ducha incluida en el tiempo. En el caso de los masajes hay muchas profesionales que no incluyen el tiempo de la ducha en el servicio, ya que debido al uso de aceites, la ducha suele ser imprescindible tanto antes como después del servicio, aunque es mejor preguntar antes. Alargar el servicio una vez empezado depende de varios factores. Normalmente no suele haber problemas si la profesional no tiene ninguna otra cita después. Aunque también puede declinar el ofrecimiento si está cansada o algo dolorida tras la relación sexual. Son personas y necesitan descanso y tiempo de recuperación. No todas pueden mantener un ritmo alto de trabajo siempre.
  14. Este artículo pretende contestar de forma rápida y simple 4 conceptos básicos que todo usuario que se inicia en el sexo de pago debe empezar a comprender ¿Qué es lo que estoy pagando cuando contrato a una escort? No hay 2 servicios iguales, ni dos escorts iguales Feeling e Implicación El arte de leer entre líneas y de ver fotografías ¿Qué es lo que estoy pagando cuando contrato a una escort? Como norma general, resulta importante matizar que se paga por un servicio de compañía que se valora en función del tiempo y en el que suelen entrar los servicios que detalla la profesional en sus anuncios. Dependiendo de la profesional y el cliente, el acuerdo puede ahondar en la experiencia o en la parte sexual del encuentro y siempre que haya consentimiento y voluntad por ambas partes. En cualquier momento, una de las partes puede decir no y dar por zanjado el servicio. Existen cláusulas explícitas, temas implícitos y/o bastante “letra pequeña” que deberán tenerse en cuenta antes de contratar los servicios de una profesional; entre todos ellos podemos destacar los siguientes: Servicios que no realiza y que pueden interesar a un cliente ( normalmente viene detallado en el anuncio ) La existencia de suplemento en el precio para algunos servicios ( también debería ir detallado en el anuncio ) Discreción por ambas partes ( esto viene implícito ) Además hay algo que los clientes que se inician en el sexo de pago deben entender: una profesional no tiene por qué realizar servicios que no detalla, como tampoco tiene la obligación de detallar todos los servicios que realiza, ni tiene por qué realizar todos sus servicios con todos sus clientes (el siguiente punto ahonda más en este tema). Tampoco se deben practicar o realizar todos los servicios que la escort ofrece en una misma sesión o cita. Tampoco se debe olvidar que se paga por compañía durante un tiempo determinado. El cliente debe entender que no es una cita para buscar amor, ni compañera sentimental. Cuando alguien intenta, ya sea en la primera o en las citas posteriores, mezclar ambos conceptos suele acabar rozando la frustración. Si lo pensamos tampoco se está pagando únicamente por tener una relación sexual, porque puede darse el caso de que el cliente solo necesite hablar o masturbarse, pagando la cantidad fijada obviamente. No hay 2 servicios iguales, ni dos escorts iguales Debemos entender ciertos aspectos cuando vayamos a contratar los servicios de una escort; el primer encuentro suele ser más una toma de contacto donde el cliente pone en una balanza una cantidad importante de variables: Físico real de la profesional Implicación Calidad de los servicios que realiza Trato personal La buena sintonía en un primer servicio puede tener diferentes razones, entre ellas destacan dos: que surja una buena química entre cliente y profesional o, en segundo lugar, que la escort sea muy buena en su trato y ofrezca siempre un servicio exquisito. No obstante, conviene recordar que no hay dos citas iguales, ni con la misma escort ni con el mismo cliente. La experiencia acumulada del cliente, la evolución de la escort como profesional y elementos impredecibles generan citas distintas, a veces perfectas a veces insatisfactorias también. Existen ciertos elementos que pueden influenciar un encuentro, internos o externos. Aspectos como llegar a una cita tarde, o demasiado estresado o tener la lívido muy alta siempre ejercerán presiones hacia un lado u otro, es decir para mejorar o empeorar el encuentro. La incertidumbre siempre formará parte de la experiencia y se suele convertir en un elemento más que deberemos tener muy en cuenta. Finalmente, no debemos olvidar que pese a llamarlas “profesionales”, como mujeres que son, no todas trabajan de la misma forma. Las hay más activas que otras, con mejor o peor físico y con más o menos habilidad en el sexo. Cada cliente debe aprender a buscar su propio camino entre la oferta de chicas disponibles y debe tener presente que no tiene por qué gustarle la forma de practicar sexo de una escort en particular y, si esto sucediera, solo debe seguir buscando en el global de las ofertas hasta encontrar afinidad con otra profesional. A modo de consejo merece la pena señalar que si como cliente sufres una experiencia negativa, lo inteligente es no generalizar y ponerlo en perspectiva como si solo fuera una anécdota evitando que sea un lastre para futuras experiencias. Como dice el título, no hay dos servicios iguales; si no te ha gustado sigue buscando hasta acertar con aquellas que te hacen sentir bien. Feeling e Implicación Se conoce como feeling aquella situación en el sexo de pago donde se establece una buena sintonía o química entre cliente y profesional, ya sea real o imaginada, por la que una de las partes (o ambas) puede lograr olvidarse de que la cita se ha producido gracias a un intercambio de dinero y, especialmente el cliente, la percibe como natural. El feeling no está relacionado exclusivamente con la parte sexual, al contrario, muchas veces el feeling empieza durante la fase previa o la fase de charla de la cita. Tampoco está relacionada con el físico de ambos, sino que el feeling conecta con la parte emocional del encuentro. Algunas mujeres suelen despertar estos sentimientos más que otras. A menudo son profesionales que mezclan de forma casi perfecta un atractivo físico con una actitud positiva hacia el cliente que le genera un bienestar que sobrepasa los límites de otros encuentros sexuales, ya sean de pago o no. Por implicación se entiende la actitud de una profesional cuando en apariencia busca y quiere que el cliente disfrute de intercambio sexual de la cita; bien teniendo una actitud proactiva o simplemente buscando la máxima satisfacción de la persona que le paga. Tengamos en cuenta que no siempre las profesionales son capaces de transmitir fuerza y/o pasión a todos los clientes por igual; como tampoco la implicación significa lo mismo para todos los clientes. Para algunos la implicación aparece cuando la chica toma la iniciativa mientras que para otros la implicación aparece cuando la chica se deja hacer todo lo que le gusta como cliente. La experiencia de un cliente resulta muy útil para discernir cuando una profesional se implica porque, como muchas otras cosas en la vida, la falta de implicación, es decir la carencia, resulta mucho más reconocible que la existencia de la misma. Un cliente aprende conforme a la experiencia y con más experiencia más probabilidades de encontrarse son una profesional poco implicada, y esto ofrecerá a las experiencias pasadas o futuras una vara de medir. En palabras más fáciles de entender, hasta que un cliente no se encuentra con una profesional poco implicada no puede valorar el concepto, porque a partir de ese mínimo todo debería ser mejor. El arte de leer entre líneas y de ver fotografías El mundo del sexo de pago y la frustración suelen ir unidos de la mano en bastantes ocasiones y situaciones. Existe un código implícito y una serie de pistas que el cliente de sexo de pago debe aprender a leer o deducir para sobrevivir en este mundillo. Se le llama “leer entre líneas”, y en el fondo se trata de interpretar lo que muchos anuncios están diciendo. Una incorrecta lectura, unido a unas fotografías engañosas, provocará con toda seguridad un encuentro desastroso. Existen muchas palabras o vocabulario que debe ser correctamente interpretado. Los anuncios rara vez usarán adjetivos despectivos para hablar; palabras como mujer mayor se sustituyen por mujer madura, gordita se sustituye por mujer con curvas etc. Vamos a incluir algunas: Una relación = el cliente podrá eyacular 1 vez Me gusta el sexo tranquilo = la profesional prefiere que la cita fluya sin prisas y sin sexo mecánico. Probablemente solo admita una relación Viciosa = en general las profesionales que se definen viciosas no suelen ser muy atractivas y ofrecen esta actitud para ofrecer algo distinto al cliente. Francés sin o francés natural = francés sin preservativo No obstante la principal dificultad del consumidor de sexo de pago novato viene dada por la diferencia entre lo que ve en las fotografías y lo que se encuentra cuando llama a la puerta. El borrado de rostro de la mayoría de fotos de escorts es por supuesto un gran inconveniente que dificulta la elección de una chica o de otra. Evidentemente difuminar el rostro se utiliza para preservar la intimidad de la profesional y que nadie en su entorno cercano o familiar pueda descubrir a lo que se dedica. En la actualidad la lectura de experiencias de otros usuarios ofrece una pista sobre cómo es el rostro de la chica, pero no siempre se dispone de esta información. El cliente deberá sopesar hasta qué punto necesita un rostro bello para finalizar la relación o simplemente forma parte del misterio de cada primera cita. Finalmente, tampoco debemos olvidar que en la mayoría de fotografías de estudio esconden, como en publicidad, un importante trabajo de retoque para que la chica aparezca más atractiva, por ejemplo borrando imperfecciones de la piel y estilizando la figura. Por lo que respecta a las fotos caseras, también hay trucos para disimular los quilos de más y alguna imperfección. Los consumidores de sexo de pago deberán acostumbrarse a leer correctamente todas las fotografías y deducir qué puede esconderse tras la cámara, si es que hay algo que esconder, por supuesto.
  15. EscortlifeBCN

    Presentaciones

    Hello Polsanchez89, Welcome to Comunidad Escort. Please feel free to browse around and get to know the others. If you have any questions please don't hesitate to ask. Polsanchez89 joined on the 08/07/2016. View Member

INFORMACIÓN RELEVANTE

Esta página web contiene material adulto dirigido exclusivamente a mayores de edad, responsables legalmente en la región o país donde viven. La ley prohíbe el acceso a personas menores de edad.

 

Nuestra Política de Privacidad

Nuestras Cookies

Nuestras Normas y Condiciones del Servicio

×

Información Importante

Esta web es EXCLUSIVA para mayores de edad. Puedes leer nuestras Condiciones del Servicio. Debes abandonar la web si eres menor en tu país de residencia o si este contenido puede ofenderte. Hemos añadido cookies a tu dispositivo para poder ofrecerte el servicio básico e indispensable. Puedes ajustar las preferencias de tus cookies aquí, si no lo haces asumimos que estás de acuerdo en continuar usando el servicio. Aquí puedes leer nuestra Política de Privacidad